Salud

Gobiernos deberían prescribir vitamina D a todos frente a COVID-19, sugiere estudio

La vitamina D se genera espontáneamente en el cuerpo luego de la exposición al sol. Además, fortalecen al sistema inmunológico innato y adaptativo, a través de las citocinas, que son proteínas que regulan la comunicación celular, entre otros beneficios.

Sputnik

RUSIA.- La vitamina D tiene propiedades vitales ya que equilibra al sistema inmune a través de las citocinas, que actúan frente a agentes patógenos. En medio a la pandemia actual, se vienen multiplicando las voces de expertos que la recomiendan como un arma de prevención. Un estudio desde Irlanda e Inglaterra lo corrobora.

La pandemia de COVID-19 ha llevado a la comunidad científica a investigar exhaustivamente todo lo que pueda aportar a la prevención y al tratamiento de la enfermedad que puso al mundo en cuarentena. En la incansable búsqueda de respuestas, un médico y dos docentes de Irlanda e Inglaterra llevaron a cabo un estudio que refuerza la conclusión de otros artículos previos: la falta de vitamina D agrava las posibilidades de muerte por el coronavirus.

A partir de la premisa de que los países con más exposición al sol eran los más afectados por COVID-19 en Europa, los tres especialistas indagaron si habría una relación entre la presencia de la vitamina D, vinculada con la luz solar, y las consecuencias del virus. La vitamina D se genera espontáneamente en el cuerpo luego de la exposición al sol. Además, fortalecen al sistema inmunológico innato y adaptativo, a través de las citocinas, que son proteínas que regulan la comunicación celular, entre otros beneficios.

Te puede interesar:   Repatriarán turistas en “vuelos ferry” tras suspensión operaciones regulares

La investigación, publicada en la revista científica Irish Medical Journal, efectivamente encontró una relación directa entre los niveles de vitamina D y la mortalidad por COVID-19 basándose en datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de diferentes países europeos. Los resultados encontraron una aparente contradicción.

Las personas de los países de baja latitud y “típicamente soleados”, como España e Italia, que “han presentado los índices de contagio y mortalidad más altos en Europa”, tenían bajos niveles de vitamina D. Por otro lado, los países del norte, como Noruega y Finlandia, que reciben menos exposición a los rayos ultravioletas del sol, se vieron menos afectados, y tenían menos deficiencia de la vitamina. ¿Cómo?

Según el estudio, si bien se esperaba que en los países con climas más cálidos y por ende, con más presencia solar hubiera una mayor presencia de vitamina D en la población, los países de climas más fríos son donde hay más “políticas públicas que incentivan el consumo” de la vitamina D, y por tanto tienen poblaciones con sistemas inmunológicos más fuertes. No por casualidad dos de los países con políticas sanitarias de fortalecimiento del consumo de vitamina D son Noruega y Finlandia.

Te puede interesar:   Investigan células inmunes hiperactivas y los casos graves de coronavirus

De esta forma, los investigadores señalan la necesidad de que las autoridades médicas nacionales e internacionales fomenten el consumo de vitamina D para enfrentar el coronavirus.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba