.

Fuentes inteligencia dudan supuesta liberación del capo boricua Figueroa Agosto; organismos oficiales callan

Redacción/El Correo.do

SANTO DOMINGO: Ninguna reacción oficial ha surgido, al menos públicamente, por la información difundida desde el jueves, en el sentido de que el narcotraficante puertorriqueño José David Figueroa Agosto sería dejado en libertad este sábado, tras un segundo acuerdo de delación y entrega de bienes al que arribó con las autoridades de Estados Unidos en el estado de Nueva York.

Se rememora que en agosto de 2017 el capo boricua fue sentenciado a 30 años por un juez federal de Nueva York, por el tráfico de miles de kilos de cocaína pura entre República Dominicana, Estados Unidos, Puerto Rico, Venezuela y Colombia, pero luego en enero de este año se hizo un ajuste de sentencia que lo llevaría a la libertad este sábado.

El 9 de enero del año pasado, tras insistentes rumores de la supuesta presencia en el país de Figueroa Agosto o “Junior Cápsula” como se le conoce en su país, el director de Departamento Nacional de Investigación (DNI), Sigfrido Pared Pérez, negó tal especie, recordando que guardaba prisión en Estados Unidos.

Te puede interesar:   Paliza reitera miembros en la JCE y Cámara de Cuentas serán personas independientes

“Aunque estamos seguros de que está preso en Estados Unidos”, insistió Pared Pérez, su organismo hizo las investigaciones de lugar para confirmar que se encontraba en una prisión de Brooklyn, en Nueva York.

Pared Pérez señaló entonces que, probablemente, la “confusión” se generó por la llegada al país de una mujer de apellidos Figueroa Agosto, pero insistió en que el puertorriqueño no estaba en la República Dominicana, de donde escapó rumbo a su país en septiembre de 2009, luego de evadir una persecución policial a través de varias calles de Santo Domingo.

Ese mismo día las autoridades decomisaron 4,6 millones de dólares en un vehículo de su propiedad, y apresaron a a su entonces pareja, la dominicana Sobeida Félix Morel, quien tras ser beneficiada con la libertad condicional huyó a Puerto Rico, donde se escondía el narco.

Previo a su aparición en el escenario social de la capital, Junior Capsula cumplía una sentencia de 209 años en la cárcel de máxima seguridad “Oso Blanco”, en Puerto Rico, tras ser hallado culpable de conspiración, secuestro y muerte de Edgardo Martínez, a quien había acusado de robarse varios kilos de cocaína proveniente de una red de narcotráfico colombiana.

Te puede interesar:   En un país de clase media, según el Gobierno, criollos insisten en tomar una yola

Sin embargo, el 5 de noviembre de 1999 y de la manera más extraña, pese a solo haber transitado menos de cuatro meses desde su apresamiento, “se presenta ante los administradores de Oso Blanco con una orden de excarcelación falsa, las autoridades le hicieron caminar hasta la puerta de salida que lo conducía a su libertad junto a su compañero dominicano Francisco Solano de los Santos”.

Tras escapar de Puerto Rico se instaló en la República Dominicana utilizando los nombres de Cristian Almonte Peguero,  Ramón Sánchez y Felipe Rodríguez de la Rosa, con los cuales se codeó con el jet set dominicano.

Esos detalles condujeron a distintos sectores dominicanos a sospechar que Figueroa Agosto “fue y es un agente de la DEA, enviado al país en misión especial”.

Se esperaba que tanto la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) y la Procuraduría General de la República, emitieran su parecer sobre la decisión judicial neoyorkina, pero hasta ahora han mantenido silencio, posiblemente porque no han sido informados de la eventual puesta en libertad o porque simplemente no es cierta.

Te puede interesar:   JCE ordena retiro inmediato de profusa campaña publicitaria de Gonzalo fuera período electoral

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba