.

Falta de controles y vigilancia permitió venta de anestésico causó muerte de seis parturientas

Por Suanny Reynoso

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: La compra y uso de medicamentos cuestionados, como es el caso de anestésico buvacaina, es una práctica muy frecuente no solo con ese producto, sino con otros muchos que han sido reportados al Departamento de Vigilancia Sanitaria y nunca se les dio seguimiento.

Así lo afirmaron las licenciadas en Farmacia Mariela Bonilla y Edith Lara Martínez, miembros de la Asociación de Farmacéuticos de RD, quienes aseguran que ese fármaco viene causando problemas desde el 2003 y que ese era un secreto a voces en el Ministerio de Salud Pública.

Las farmacéuticas sostienen que la misión del Gobierno es velar por la salud y que en Vigilancia Sanitaria conocen perfectamente los medicamentos que han causado graves daños a los pacientes, y es su deber colocarlos en página web para conocimiento de la población.

“Quiero destacar que el farmacéutico es el profesional científico más transversal del sistema de salud. Es el que valida la prescripción correcta de los medicamentos que se le administran a los pacientes”, dijo Bonilla.

Te puede interesar:   Influyentes diarios Miami Herald y El Nuevo Herald dan crédito a señalamientos contra Danilo Medina y Gonzalo Castillo

En lo que respecta al anestésico buvacaina utilizado para anestesiar mujeres a las que se va a someter a cesáreas, de las cuales 6 fallecieron por complicaciones, dijo que eso no es nada nuevo.

Bonilla precisó que siendo encargada de licitación del Programa de Medicamentos Esenciales (Promese) en el 2003, tuvo la oportunidad de comprobar de que ese producto (la buvacaina pesada) dio el mismo problema que ahora.

Asimismo, recordó que el laboratorio Síntesis es uno de los principales proveedores de anestésicos del sistema público y privado y que es el deber de las autoridades de salud velar por la buena calidad de sus medicamentos a través de la fármaco-vigilancia.

Esto así, porque según explicó, de aplicar los controles, corresponde a la Dirección General de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios (Digemaps), evitar que productos de esa naturaleza con esos nefastos efectos secundarios, se estén aplicando a las parturientas.

Insistió en que “ese el organismo pertinente en materia de regulación, control, fiscalización y vigilancia de medicamentos, alimentos, productos sanitarios y productos de higiene del hogar”.

Te puede interesar:   Ito Bisonó viajará a la sede de OEA para sostener encuentro con Almagro

Añadió que Digemaps, al ser el ente regulador, es el que valida todo el proceso de registro, evaluación y certificación de ese tipo de medicamentos. Promese/Cal simplemente compra lo que ha sido validado.

Vieja práctica

De su lado, la farmacéutica Lara Martínez afirmó que comprar medicamentos cuestionados como la buvacaina, es una práctica muy frecuente en el Ministerio de Salud Pública.

Amplió que esa práctica no solo se aplica a ese producto, sino con otros tantos que han sido reportados al Departamento de Vigilancia Sanitaria y no se hizo nada por falta de seguimiento, siendo permitida su presencia en el mercado.

Lara Martínez dijo que hay muchos reportes y denuncias de reacciones adversas de medicamentos que están archivadas en la Digemaps, pero que la falta de vigilancia y de personal farmacéutico en el sector para trabajar esos casos, ha imposibilitado dar al traste esa situación.

En su opinión, de aplicarse los protocolos, lo normal sería que desde que llegan las denuncias y los reportes de Promese/Cal o de cualquier hospital de la red pública o clínicas privadas, hay que darle seguimiento, tanto en el mercado como en la misma industria que fabricó el fármaco.

Te puede interesar:   Atribuyen a la ambición política de Danilo Medina crecientes problemas y éxodo sufre el PLD

“Yo no sé qué es lo que está haciendo el Departamento de Fármaco Vigilancia, porque es evidente que no están haciendo su trabajo”, puntualizó Lara Martínez.

Antes Digemaps le daba seguimiento a las farmacias y ya eso no se viene haciendo, porque esos establecimientos los pasaron a otro departamento y ahora hay un descontrol total y nadie regula esos negocios”, enfatizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba