Salud

Fácil y barato: un novedoso test español detecta la inmunidad al COVID con una reacción cutánea

Expertos españoles han desarrollado un test que permite saber cuál es el nivel de inmunidad que tiene cada individuo ante el COVID. Los resultados muestran un 100% de fiabilidad.

SPUTNIK

MOSCÚ.- ¿Cuánto dura la inmunidad frente al COVID-19? Esa es una de las cuestiones más repetidas y que más intriga a la población tanto vacunada como la que no. Gracias al ingenio de investigadores del Hospital Universitario de Canarias la respuesta puede que esté más cerca de lo esperado.

La doctora Yvelise Barrios y el alergólogo Víctor Matheu han desarrollado un novedoso test para detectar la inmunidad frente al coronavirus. Para hallarla, se hace una prueba mediante un test cutáneo, similar a la utilizada para diagnosticar tuberculosis, que consiste en realizar un pinchazo en el brazo para introducir la proteína S del coronavirus (fabricada en laboratorio y sin ningún efecto dañino).

“Este estudio abre una oportunidad excelente de estudiar el impacto en el sistema inmunitario de los pacientes inmunizados en gran número de población también en vacunados”, asegura la doctora Yvelise Barrios, directora del proyecto.

Si al cabo de unos días, la piel responde con una reacción en forma de inflamación o enrojecimiento, significa que nuestro organismo (en concreto las células T, que son las que activan las células B de memoria, activando así el sistema inmune) sigue estando preparado para actuar contra el coronavirus.

Te puede interesar:   Alertan en ONU sobre más contaminación por plásticos

El primer ensayo se realizó en 50 pacientes que habían sufrido COVID-19. Los resultados demostraron que en la mayoría de ellos se obtenía respuesta cutánea DTH positiva mostrando que la proteína había dejado en los pacientes un recuerdo o memoria inmunológica en dichas células T. Posteriormente se realizó con personal sanitario inmunocompetente del Hospital Universitario de Canarias que había pasado la infección y/o que había sido vacunado. Los resultaron mostraron prácticamente un 100% de fiabilidad.

Al ser un recurso barato y sencillo de realizar, su uso facilitaría la decisión de los Gobiernos de administrar dosis de refuerzo a pacientes más vulnerables al COVID-19, como los mayores que viven en residencias. Los investigadores han presentado los resultados y el equipo está pendiente de que sean publicados próximamente en una revista científica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba