Internacionales

Expresidente de Bolivia afirma que denuncias ante la CPI en su contra son cortina de humo

"Saben muy bien que esas denuncias no llegarán a nada porque son falsas, son cortinas de humo en la actual carrera electoral que intentan distraer la atención del pueblo boliviano de la catástrofe económica, sanitaria y humanitaria que vive Bolivia", afirmó el exmandatario.

Sputnik

BUENOS AIRES.- El expresidente derrocado de Bolivia, Evo Morales, aseguró que la denuncia presentada por el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez ante la Corte Penal Internacional (CPI) carecen de legitimidad y que son una maniobra para desviar la atención.

Desde su refugio en Buenos Aires, Morales observó que el Ejecutivo de Áñez ha sido denunciado por Naciones Unidas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), “ONGs, observatorios de la Universidad de Harvard y prestigiosos periódicos por masacres y violaciones a los derechos humanos”.

“Ahora nos demanda a mí y a algunos líderes del pueblo ante la CPI por defender la democracia; y sigue su campaña de desprestigio pagada”, concluyó el expresidente, que gobernó su país entre 2006 y 2019.

El Gobierno transitorio de Bolivia demandó el 4 de septiembre al expresidente ante la CPI, con sede en La Haya, Holanda, por supuestos delitos de lesa humanidad en medio de recientes protestas en demanda de elecciones.

Alegato

La Procuraduría General del Estado “está en la CPI de La Haya presentando la denuncia por delitos de lesa humanidad en contra de Evo Morales y otros por el cerco a las ciudades que causó más de 40 fallecidos por falta de oxígeno medicinal”, informó Áñez.

Te puede interesar:   VIDEO: Evo Morales alerta que pretenden imputarlo por terrorismo "de manera ilegal e inconstitucional"

La demanda sostiene que Morales y los dirigentes Juan Carlos Huarachi, de la Central Obrera Boliviana (COB), y Leonardo Loza, de los sindicatos cocaleros, son responsables de la muerte de unas 40 personas por COVID-19 como consecuencia de los bloqueos carretero que dificultaron el transporte de oxígeno a los hospitales en un contexto de huelga nacional que se extendió desde finales de julio a inicios de agosto.

La demanda internacional se sumaba a una cadena de procesos con los cuales el Gobierno de Áñez, quien es también candidata para las elecciones generales del venidero 18 de octubre, persigue a Morales desde que fue derrocado en noviembre pasado y pasó al exilio, primero en México y ahora en Argentina.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba