.

Especulan inminente “desmache” en las FF.AA; se llevarían los llamados “peluches”

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Una barrida a gran escala es inminente en las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional donde se esperan ajustes de personal, principalmente para poner en situación de retiro a decenas de generales y cientos de coroneles sin funciones desde hace bastante tiempo.

Con los nuevos tiempos y el arribo al poder de un partido que basó su oferta electoral de manera esencial en el cambio, parece llegado el momento de alcance a los institutos castrenses y policiales, por lo que se adelanta una barrida en los sectores militar y policial.

Las leyes orgánicas del Ministerio de Defensa (Fuerzas Armadas) y la Policía Nacional (PN) siguen a la espera de su aplicación en varios aspectos básicos como son la cantidad de generales y la asignación de seguridad a ciudadanos que no están en la lista de los funcionarios que la ameritan.

Según una confidencia hecha al periódico virtual Acento.com, “militares que no trabajan, conocidos en la jerga de los uniformados como “peluches”, serán barridos del Ejército, de la Armada, de la Fuerza Aérea y de las demás instituciones y dependencias del Ministerio de Defensa”.

Refiere además que las Fuerzas Armadas (FFAA) iniciaron un proceso de auditorías de su personal militar, con el propósito de ubicar y regresar a los recintos militares “a más 10 mil oficiales y alistados que se encuentran fuera de sus instituciones”.

Te puede interesar:   La peor caída en dos años: el Dow Jones se desploma más de 1.000 puntos por los crecientes temores sobre el coronavirus

También, que el arqueo tiene la finalidad de detectar a posibles militares y asimilados que cobran sin prestar servicios en las instituciones castrenses. Los militares que no trabajen o que no puedan ejercer alguna labor útil, serán cancelados.

Elcorreo.do planteó hace más de un mes la necesidad de que se regule la cantidad de oficiales superiores en la PN, por ser la base del enfoque, precisando que, de los más de 50 generales activos en nómina, menos de 20 realizan labores propias de su rango.

“Los peluches”

En el caso de las FFAA, integradas por el Ejército, Fuerza Aérea, Armada, dependientes del Ministerio de Defensa, procuran obtener más personal operativo “para reforzar los programas de seguridad ciudadana y vigilancia en la frontera terrestre, principalmente”.

El digital Acento reveló hace unos días que los altos mandos han detectado que una cantidad considerable de oficiales, alistados y asimilados fueron asignados irregularmente a instituciones públicas, empresas, exfuncionarios, legisladores, periodistas y hasta a “megadivas” que laboran en programas de televisión, según comentario de sus fuentes militares.

Te puede interesar:   Varios países han despejado el camino para realización de elecciones dominicanas en sus territorios

“Estas asignaciones, en su mayoría, fueron realizadas violentando los procedimientos para esos fines del Ministerio de Defensa. Mientras otros, que según el alto mando no están preparados militarmente para incorporarse a servicios en las instituciones a las que pertenecen, serán cancelados”.

Se refieren en parte, a una cantidad importante de personas que ingresaron a las instituciones militares por recomendaciones de políticos o por influencias de altos oficiales, sin pasar por los centros de entrenamientos y capacitación militar. Son los llamados “peluches”.

Auditoría al personal y las botellas

Recuerda que la pasada semana, el ministro de Defensa, teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa, emitió un comunicado a los comandantes generales de las tres instituciones castrenses, para que se abstengan de asignar militares a instituciones públicas, funcionarios y exfuncionarios, así como a personal civil, sin la debida autorización (del Ministerio de Defensa).

Durante los próximos dos meses (octubre- noviembre), unos 59,681 militares y 4,385 asimilados de las tres instituciones castrenses (Ejército, Armada y Fuerza Aérea) y el Ministerio de Defensa, serán auditados por las comisiones designadas para esos fines.

De ese personal militar, 29,472 corresponden al Ejército RD; 21,394 a la Fuerza Aérea RD; 12,298 a la Armada RD y 515 a las entidades y programas del Ministerio de Defensa.

Te puede interesar:   Contagios por covid-19 sigue en aumento y surge posibilidad de nueva cuarentena

Además, será auditado el personal de los cuerpos especializados y de Defensa, así como todas las brigadas, batallones, compañías y unidades de los cuerpos armados, incluyendo a médicos y enfermeras de los hospitales de las FFAA.

Los altos mandos militares estiman que, finalizado el proceso de las auditorías, podrían ser cancelados entre 5 y 6 mil militares y asimilados, que cobran sin prestar servicio en las instituciones.

Recuperación de efectivos

Se entiende que las auditorías referidas permitirían según las autoridades, que el ERD, ARD y FAD puedan realizar nuevos ingresos de aspirantes. “Porque necesitamos personal capacitado que sean formados en nuestros centros de entrenamientos,” subrayó la publicación.

Además, serán reintegrados a los cuarteles parte de los militares asignados a oficiales generales activos y retirados, cuyas escoltas superen el número de agentes que indica reglamento de las FFAA.

El Ejército de la República Dominica, por ejemplo, asignó en los últimos años unos 5,098 militares para prestar servicios en instituciones públicas y seguridad del Estados; la cifra incluye a dos mayores generales y a 10 generales de brigada.

Sin embargo, las autoridades militares estiman que muchas de esas entidades tienen un número de agentes superior al necesario, que serán reintegrados a los recintos para servicios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba