Salud

Ensayos con el plasma de los pacientes curados como tratamiento contra el coronavirus

por La Verdad

MÉXICO.- Da su visto bueno a los ensayos con el plasma de personas que están saliendo de la enfermedad como tratamiento contra el coronavirus.

Tras la situación que se vive con el coronavirus en donde los casos van en aumento y por ende los decesos, se están llevando a cabo diversos esfuerzos para mitigar el impacto de esta pandemia. Un claro ejemplo de esto es lo es lo que ocurre con las diversas investigaciones que llevan a cabo con el plasma como un posible tratamiento contra el coronavirus.

Pacientes que se curaron del coronavirus

Es así que la neoyorquina Diana Berrent, de 45 años, quien hace unos días dio positivo al coronavirus y que esta semana fue la primera que sobrevivió a este en su estado, se sometió a un análisis para participar en la búsqueda de un tratamiento contra dicha infección.

Hay que recordar que el plasma es la parte líquida de la sangre que reúne los anticuerpos tras una enfermedad. Ante esto el de los pacientes que ya se curaron del coronavirus ya fue eficaz en estudios a pequeña escala, contra enfermedades infecciosas como el Sras o el ébola.

Te puede interesar:   La nicotina es la que promueve la propagación del cáncer de pulmón al cerebro

Tras lo anterior la agencia estadounidense de medicamentos (FDA) externó su visto bueno a los ensayos con el plasma de personas que están saliendo de la enfermedad como tratamiento contra el coronavirus; información El Universal.

El plasma y el panorama ante los expriementos

De acuerdo con el responsable médico del Centro de Recogida de Sangre neoyorquino, quien se encarga de gestionar las donaciones de plasma en ciudad de Estados Unidos, Bruce Sachias, explicó que los experimentos actuales no tienen como objetivo hallar una solución milagrosa: “ Debemos ser conscientes del hecho de que aún estamos en territorio desconocido”.

Cabe mencionar que los expertos en transfusiones sanguíneas que direccionan dichas pruebas en el hospital Irving de la Universidad de Columbia, Steven Spitalnik y Eldad Hod, señalan que la incognita que acompañan a estos experimentos.

“Entre siete y 14 días después del inicio de una infección, la gente desarrolla una reacción inmunitaria y acaban creando grandes cantidades de anticuerpos. Pero no sabemos exactamente cuándo se produce el pico de esa creación; explica el experto Spitalnik.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba