Nacionales

Embajador Grimaldi reclama pago salarios por su condición de carrera durante once años

Redacción/ ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: “!Este es un país muy especial!”, expresaba un añejo spot publicitario de los años 70. Y parece que lo sigue siendo en este 2020, porque los mandatos de las leyes son interpretados indistintamente, dependiendo “del cristal con que se mire”.

Ejemplo de ello es el conflicto que ha surgido entre el embajador Víctor Grimaldi y el ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX).

El diplomático, reasignado en marzo representante del país en Suecia, pero que no ha tomado posesión desde que fue sustituido de la Santa Sede en enero, insiste en que la Cancillería le pague el salario de febrero, marzo, abril y mayo.

Reitera que como diplomático de carrera por sus once años como embajador en distintas sedes, le corresponde su pago, sin importar que no haya podido tomar posesión en Suecia por la situación que ha creado en el mundo la pandemia del COVID-19.

Argumenta que así lo dice la Ley Orgánica de la Secretaria de Estado (ahora Ministerio) de Relaciones Exteriores número 314 de 1964, modificada por la número 630-16 y cuyo reglamento, de 2019, no le afecta porque ya tenía 10 años como diplomático.

Te puede interesar:   Revelan caída de reservas internacionales del país en primeros 5 meses de 2020

Sin embargo, el jueves la Cancillería le respondió que no figura en la nómina del Ministerio porque no pertenece a la carrera diplomática.

El pasado miércoles, Grimaldi informó a los medios que a pesar de que fue trasladado por el decreto de marzo a Suecia, es decir que no fue sacado del Gobierno, su seguro fue suspendido y el de su madre de 91 años, quien falleció el mismo día de su denuncia.

Afirmó que su progenitora Ana Casilda Céspedes Muñoz, le había dicho que trató de usar el seguro médico pero no pudo porque estaba suspendido, muriendo a causa de un infarto poco después.

“Pasé una gran vergüenza el día que me enteré de parte de mi madre que trató de utilizar el seguro médico de la Cancillería y le dijeron que lo habían suspendido. También a mí naturalmente me suspendieron el servicio, pues la Cancillería me sacó de la nómina”, se quejó Grimaldi.

Pero, al respecto, la Cancillería respondió: “La dama era beneficiaria del Plan Básico del Seguro Familiar de Salud, administrado por la Tesorería de la Seguridad Social (TSS), la cual suspende a todo afiliado cuando deja de cotizar a la misma”.

Te puede interesar:   Cerca de 500 mil trabajadores de la construcción están parados por coronavirus

Sin embargo, en este caso el embajador Grimaldi no “dejó de cotizar”, ya que el empleador es quien retiene la cuota correspondiente y la liquida a la TSS, en este caso la Cancillería.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba