Editorial

El trabajo de la Junta Central Electoral

La campaña electoral que el país ha vivido por más de dos años de manera informal o abierta legalmente, ha llegado a su fin, y el domingo 19 los ciudadanos habilitados para votar deberán acudir a las urnas para escoger a los hombres y mujeres que dirigirán los destinos del país por los siguientes cuatro años.

Indudablemente, se trata de uno de los ejercicios de ciudadanía que tiene mayor trascendencia en la vida de una nación, pues escoger a los gobernantes no debe ser una tarea que se deba tomar a la ligera, ya que ese acto de cada individuo tiene el poder de impactar la vida de todas las demás personas que componen la colectividad.

Para llegar al tramo crucial del proceso, cuya culminación se tiene con la declaratoria de los ganadores, la Junta Central Electoral (JCE) ha lleva a cabo una ardua labor que no empezó con la proclama que dejó abierta la campaña electoral, sino que es un trabajo de varios años.

Al margen de las naturales querellas de los actos políticos, el país está de acuerdo en que la JCE se ha esmerado en adoptar todas las medidas necesarias para que un evento de tanta trascendencia democrática como son las elecciones, se lleve a cabo con todas las garantías necesarias.

Y salvo algunos ruidos que son casi consustanciales con la propia dinámica electoral, creemos que el trabajo de la Junta ha sido encomiable.

Te puede interesar:   Los desafíos en la Semana Santa

Es oportuno que todos los actores del proceso continúen observando el comedimiento que, en sentido general, han exhibido, de forma tal que la noche del domingo, cuando se conozcan los resultados de las urnas, los participantes en la contienda reconozcan el esfuerzo de la Junta para llevar el evento a su culminación exitosa.

En definitiva, un proceso electoral exitoso no tiene necesariamente que serlo para todos los participantes en lo que se refiere a obtener la victoria, pues esto es imposible.

También lo es porque sus resultados reflejen la voluntad de los electores, lo cual es tarea esencial del administrador del proceso, en este caso la Junta Central Electoral.

Hasta las horas finales de la campaña y el comienzo del desenlace que pronuncien las urnas, la JCE ha cumplido su papel.

Somos un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba