Internacionales

El mundo reacciona al golpe de Estado en Birmania

El secretario general de la Naciones Unidas, António Guterres, condenó los arrestos de líderes políticos a raíz de un golpe militar en Birmania (Myanmar).

SPUTNIK

RUSIA.- La delicada situación política en Birmania se ha deteriorado en las últimas horas tras la detención de la consejera de Estado de Birmania, quien ejerce de facto como primera ministra, Aung San Suu Kyi, y el presidente del país, Win Myint, por el Ejército. Estas acciones, consideradas un golpe de Estado, han resonado en la comunidad internacional.

“El Secretario General condena enérgicamente la detención de la Consejera de Estado Aung San Suu Kyi, el Presidente Win Myint y otros líderes políticos en vísperas de la sesión inaugural del nuevo Parlamento de Birmania. Expresa su profunda preocupación por la declaración del traspaso de todos los poderes legislativo, ejecutivo y judicial a los militares. Estos acontecimientos representan un duro golpe para las reformas democráticas en Birmania”, declaró el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric.

Las elecciones generales del pasado 8 de noviembre de 2020, según la ONU, otorgaron un fuerte mandato a la Liga Nacional para la Democracia (LND), reflejando la clara voluntad del pueblo birmano de continuar por el camino de las reformas democráticas.
“El Secretario General insta a los líderes militares a respetar la voluntad del pueblo de Birmania y adherirse a las normas democráticas, resolviendo cualquier diferencia mediante un diálogo pacífico. Todos los líderes deben actuar en el mayor interés de la reforma democrática de Birmania, entablando un diálogo significativo, absteniéndose de la violencia y respetando plenamente los derechos humanos y las libertades fundamentales”, señala la declaración.

El documento reafirma “el apoyo inquebrantable de las Naciones Unidas al pueblo de Birmania en su búsqueda de la democracia, la paz, los derechos humanos y el imperio de la ley”.

EEUU
“Estados Unidos expresa fuerte preocupación y alarma ante los informes de que el ejército birmano ha detenido a varios líderes del gobierno civil, incluida la Consejera de Estado, Aung San Suu Kyi, y líderes de la sociedad civil”, manifestó el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken.

El jefe de la diplomacia estadounidense instó a la cúpula militar de Birmania a liberar a todos los funcionarios del gobierno y líderes de la sociedad civil y respetar la voluntad que el pueblo birmano expresó en las elecciones del 8 de noviembre pasado.

Te puede interesar:   OMS: El mundo se acerca a la tasa más alta de contagios registrados hasta ahora durante la pandemia

“Estados Unidos apoya al pueblo de Birmania en sus aspiraciones de democracia, libertad, paz y desarrollo. Los militares deben revertir estas acciones de inmediato”, insistió Blinken.

La India y China

Además, la India sigue con profunda preocupación los sucesos en Birmania, comunicó el Ministerio de Exteriores indio.

“Seguimos con profunda preocupación los acontecimientos en Birmania. La India siempre ha sido firme en su apoyo al proceso de transformación democrática en Birmania. Creemos que el estado de derecho y el proceso democrático deben ser apoyados”, dice el comunicado.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Wang Wenbin, declaró que espera que todas las partes involucradas en el cambio de poder forzoso puedan resolver sus contradicciones dentro el marco de la Constitución vigente.

“Prestamos atención a lo ocurrido en Birmania, actualmente estamos estudiando la situación. China es un país amigo, vecino de Birmania, esperamos que todos los bandos puedan resolver sus contradicciones en el marco de la Constitución y la ley, garantizando la estabilidad política y pública”, dijo el diplomático en una rueda de prensa.

Japón

El ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Toshimitsu Motegi, expresó una “seria preocupación” por la situación en Birmania.

“Expresamos una seria preocupación por el régimen de emergencia decretado hoy 1 de febrero en Birmania, que socava el proceso de democratización; también llamamos a liberar lo más pronto posible a los funcionarios, incluida Aung San Suu Kyi, detenidos hoy”, afirmó Motegi citado por el servicio de prensa de su ente.

Subrayó también que el Gobierno de Japón “apoyaba plenamente el proceso de democratización en Birmania y se opone a toda acción que vaya en contra de este”.

“Japón llama a las Fuerzas Armadas (de Birmania) a restablecer el sistema político democrático en el país lo más pronto posible”, dijo el canciller.

Otras naciones, como Tailandia y Filipinas, interpretan lo sucedido como “un asunto interno”.

Europa

Altos cargos de la Unión Europea condenaron en términos contundentes el golpe militar perpetrado en Birmania.

Te puede interesar:   Coronavirus: «Será nuestro momento Pearl Harbor, nuestro momento 11 de septiembre», la dura advertencia del cirujano general de Estados Unidos sobre la pandemia de covid-19

“Condeno enérgicamente el golpe en Birmania y pido al ejército que libere a todos los que han sido detenidos ilegalmente en redadas a lo largo del país. Hay que respetar el resultado de las elecciones y restablecer el proceso democrático”, publicó en Twitter el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

El Alto Representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, también condenó el golpe militar a través de las redes sociales y pidió “la liberación inmediata de los detenidos”.

“Los resultados electorales y la Constitución deben ser respetados. El pueblo de Birmania quiere democracia. La UE le apoya”, tuiteó.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se unió a esta “firme condena”.

“El gobierno civil legítimo debe restablecerse, de acuerdo con la Constitución del país y las elecciones de noviembre. Pido la liberación inmediata e incondicional de todos los detenidos”, apuntó en su cuenta de Twitter.

A su vez, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, ha denunciado la acción militar lanzada en Birmania y reclama la liberación de los “líderes civiles”.

“Condeno el golpe y la encarcelación ilegal de civiles, incluida Aung San Suu Kyi, en Birmania”, tuiteó el dirigente conservador.

El jefe del Gobierno británico pide que se respete el “voto del pueblo” en las elecciones del pasado noviembre y la liberación de los lideres encarcelados.

Al mismo tiempo, una portavoz gubernamental demandó la reconstitución “pacífica” de la Asamblea Nacional y el respeto de los derechos humanos en el país asiático.
“Reino Unido hace un llamamiento a los militares a respetar el imperio de la ley y los derechos humanos”, declaró en un comunicado.

Aung San Suu Kyi residió en Inglaterra con su ya fallecido marido, el académico Michael Aris, y sus dos hijos antes de regresar a Birmania en 1988.

La Nobel de la Paz fue después marginada por el Gobierno y gran parte de los políticos británicos debido a su polémica posición ante la persecución de la minoría rohinyá en su país.

Rusia
​Moscú sigue y analiza los sucesos en Birmania pero ve prematuro por ahora emitir un juicio al respecto, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Te puede interesar:   VIDEO/ Documentos desclasificados muestran que Brasil intervino junto a EE.UU. para derrocar a Salvador Allende en Chile

“Por supuesto, seguimos y analizamos la información con mucho cuidado, pero es prematuro hacer algunas estimaciones”, dijo Peskov ante la prensa, comentando el golpe de Estado en el país asiático.

Turquía
El Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía condenó decididamente el golpe de Estado perpetrado por militares en Birmania e instó a liberar a los líderes detenidos.

“Nos sentimos profundamente preocupados con motivo del golpe militar dado en Birmania y lo condenamos decididamente (…). Esperamos la inmediata liberación de todos los líderes electos, los políticos y los civiles que fueron detenidos, según información disponible. Instamos a convocar los más rápido posible el nuevo Parlamento de Birmania y eliminar los obstáculos puestos ante los líderes electos y las instituciones democráticas”, declaró la Cancillería.

Turquía también dijo esperar que esos acontecimientos “no lleven a empeorar la situación de los musulmanes rohinyás, que viven en una situación grave en el país”.

Los militares, que habían gobernado Birmania durante décadas, dieron un golpe este lunes, decretando estado de emergencia por un año. El hasta hoy presidente birmano, Win Myint, y la consejera de Estado y Premio Nobel de la Paz 1991, Aung San Suu Kyi, han sido detenidos, al igual que varios legisladores, altos cargos regionales y dirigentes de la Liga Nacional para la Democracia (LND, partido gobernante). El vicepresidente primero Myint Swe, convertido en mandatario en funciones, anunció el traspaso de plenos poderes al comandante en jefe del ejército, general Min Aung Hlaing.

El golpe militar, que sigue a las denuncias de un fraude masivo en las elecciones de noviembre pasado, se produjo unas horas antes de la primera sesión del nuevo Parlamento, que estaría dominado por la LND.

Según los medios birmanos, el ejército pretende aclarar todas las denuncias de irregularidades y las sospechas de fraude, celebrar una nueva ronda de elecciones generales en una fecha aún por determinar y traspasar el poder al ganador de estos comicios.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba