Finanzas

‘El lobo de Tel Aviv’: la historia del estafador que robó millones de dólares mediante esquemas con opciones binarias

Yossi Herzog, buscado por la Justicia estadounidense, huyó de Israel en 2019 antes de que le entregaran los papeles de extradición. Todavía no ha podido ser localizado

RT

RUSIA.- Una investigación de seis meses realizada por los medios australianos The Age y The Sydney Morning Herald reveló la increíble historia del israelí Yossi Herzog, sospechoso de ser el autor intelectual de una de las redes de fraudes comerciales en línea más grandes del mundo.

En 2018, los reguladores estadounidenses acusaron a Herzog y a 15 empleados de su empresa Yukom Communications de haber estafado a clientes de EE.UU., Europa, Asia y Australia a través de plataformas en línea de negociación de activos financieros.

Se estima que entre 2014 y 2017 este esquema le generó a los acusados unos 140 millones de dólares, pero es posible que el verdadero monto de estas estafas nunca pueda ser determinado, porque muchas víctimas no admiten haber sido engañadas o se autoconvencen de que simplemente perdieron dinero por una mala inversión, señala The Age.

Los demandados simulaban ofrecer opciones binarias reales en condiciones objetivas del mercado, cuando en realidad estas estaban manipuladas para que los clientes perdieran siempre.

Te puede interesar:   China requiere de 8,600 nuevos aviones

¿Qué son las opciones binarias?
Las opciones binarias, también llamadas opciones ‘de todo o nada’, son aquellas que solo tienen dos posibles resultados de una negociación: o bien generan una cantidad fija de activos, o bien nada en absoluto. En el momento de la compra de una opción, el ‘trader’ hace un pronóstico —en otras palabras, una apuesta— de cómo cree que va a cambiar el precio de algún activo: si bajará o subirá. Si el pronóstico es correcto, la opción generará una ganancia y en el caso contrario, una pérdida.

La popularidad de las opciones binarias, que permiten realizar microapuestas en el transcurso de unos pocos minutos, está relacionada con el deseo de obtener ‘dinero fácil’. Un ‘trader’ apuesta por el aumento o la disminución del precio de un activo (pueden ser materias primas, acciones, divisas, etc.), y si lo adivina correctamente, recibe dinero en su cuenta. De lo contrario, pierde todo lo que apostó.

Estos esquemas, incluso si son realizados a través de proveedores licenciados, se consideran de alto riesgo. Los de Yossi Herzog eran mucho más que eso.

Te puede interesar:   La OMS espera que Trump empatice más con víctimas de covid tras dar positivo

El esquema de Herzog

Los empleados de Yukom Communications —en su mayoría, jóvenes de Australia, Filipinas, Israel y Mauricio— se presentaban como corredores profesionales y experimentados de Wall Street o de la City de Londres y ofrecían estrategias comerciales asegurando a los clientes que al seguirlas se pueden obtener grandes beneficios.

En realidad, estas estrategias se diseñaron de tal manera que los clientes perdieran tanto como fuera posible. Y si eso no funcionaba, los empleados de Yukom Communications se aseguraban de que el cliente no pudiera retirar el dinero de su cuenta.

Herzog también poseía y dirigía varios grupos comerciales más —entre ellos, Forex Place, Forex TG, AGM Markets, Call Option y Edutrade Academy— y hacía negocios en Australia con personas vinculadas a otros dos esquemas similares al suyo, iTrader y Titantrade.

El acusado huyó de Israel en 2019 antes de que EE.UU. lograra entregarle los papeles de extradición y todavía no ha podido ser localizado. No obstante, la directora ejecutiva de Yukom Communications, Lee Elbaz, no logró evadir el arresto y cumple actualmente una sentencia de 22 años tras ser declarada culpable de fraude por la Justicia del país norteamericano.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba