.Panorama

El Gobierno exige Haití detener construcción de canal en el río Masacre que afectaría agricultura

Redacción/ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: El canciller Roberto Álvarez comunicó la demanda del Gobierno dominicano para que las autoridades haitianas detengan de inmediato el reinicio de la construcción de un canal de riego, cuyo propósito es desviar las aguas del río Masacre.

Mediante un comunicado, la Cancillería indica que la solicitud se fundamenta en la preocupación legítima sobre los efectos negativos que esta obra, construida por particulares, podría causar a los productores agrícolas de ambos países.

De acuerdo con la nota, el primer ministro de Haití, Ariel Henry, también expresó su preocupación acerca de dichos trabajos, agregando que una delegación del Ministerio de Interior fue enviada a la zona con el fin de buscar una solución definitiva a esa situación.

“Valoramos este gesto de cooperación y confiamos en que las conversaciones en curso permitan resolver este conflicto de manera pacífica y respetando los intereses de ambas naciones”, explicó Henry.

El documento dominicano indica que el canciller Álvarez calificó la construcción de la citada obra como una violación al Tratado de Paz y Amistad Perpetua y Arbitraje firmado entre ambas naciones en 1929, así como el Acuerdo Fronterizo de 1935 y el Protocolo de Revisión de Frontera de 1936.

Expresó, además que los límites entre los dos países son definitivos, inamovibles e innegociables.

“Es importante destacar que el proyecto en cuestión tiene la aparente intención de canalizar el agua con el propósito de venderla de forma privada a los agricultores haitianos, sin contar con la autorización oficial del Gobierno haitiano”, precisa el comunicado.

Te puede interesar:   Leonel Fernández afirma que los “votantes racionales” en América Latina castigan a los Gobiernos  

Esta iniciativa privada se lleva a cabo entre las pirámides número 13 y 14, localizadas entre Fuerte Libertad y Juana Méndez, y según los informes disponibles, los trabajos se están realizando de manera manual, lo que indica un carácter improvisado en la construcción.

“Cabe recordar que esta no es la primera vez que las autoridades dominicanas han expresado su preocupación al respecto. Desde julio de 2021, ya se habían detenido los trabajos y retirado todos los equipos relacionados con esta construcción”, precisó Álvarez.

El funcionario manifestó, que el Gobierno dominicano se mantendrá vigilante y comprometido en lograr la paralización definitiva de esta obra, debido al impacto negativo que podría tener en nuestros productores agrícolas y en el entorno ambiental de la isla.

Somos un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba