Finanzas

El FMI endurece su previsión respecto a la economía española: ¿dato real o exagerado?

El organismo que dirige Christine Lagarde augura para el país ibérico una recesión más aguda que la prevista en abril, alejada también de los cálculos de la Comisión Europea, cuyos economistas predijeron en mayo un derrumbe de 9,4 puntos porcentuales sobre el PIB.

Sputnik

MADRID.- El último pronóstico del Fondo Monetario Internacional para la economía española cayó como una bomba: junto con Italia, la mayor contracción del mundo con una caída del 12,8%. Y el déficit público se disparará hasta el 14,9%. Sin embargo, tal pronóstico puede ser interesado y atender a los deseos de inversores y del capital internacional.

La previsión es inmisericorde con España. El organismo que dirige Christine Lagarde augura para el país ibérico una recesión más aguda que la prevista en abril, alejada también de los cálculos de la Comisión Europea, cuyos economistas predijeron en mayo un derrumbe de 9,4 puntos porcentuales sobre el PIB.

La cifra empeora la apuntada previamente por el regulador español, el Banco de España, que cifró la caída en un 11,6%, antes de revisarla el 8 de junio y consignar una caída de diapasón más impreciso, entre 9 y 15,1 puntos porcentuales. Además, el FMI prevé que la recuperación de la economía española en 2021 apenas alcance la mitad de lo que se puede perder: un 6,3%. Según los cálculos de la institución con sede en Washington, el déficit público será incluso mayor que el registrado a raíz de la crisis financiera de 2008, cuando llegó a los dos dígitos: el 11%. Ahora es posible que ronde el 15% (el 14,9%). El informe da cuenta de una recesión más grave de lo previsto en un principio y una recuperación más lenta. La deuda puede alcanzar niveles de récord, el 124,1% del PIB.

Una diferencia sustancial

El informe, titulado Una crisis como ninguna otra, una recuperación incierta, establece una diferencia de casi cinco puntos porcentuales (4,8) respecto a su previsión de abril. ¿A qué se debe semejante empeoramiento estadístico?

Te puede interesar:   El precio del crudo Brent cae por debajo de los 23 dólares por barril por primera vez desde 2002

Tal vez también quepa atribuir un matiz subjetivo. En opinión del economista y sociólogo Daniel Albarracín, “en el actual contexto todas las predicciones recurren a elementos muy inciertos dada la hibernación inducida a la economía, y muchas de las estimaciones tienen una mayor dosis si cabe de atribución del grupo de expertos que las elaboran”. En declaraciones a Sputnik, este especialista afirma que las proyecciones del FMI suelen ser producto de expectativas creadas, que en condiciones de normalidad económica “puede ser más menos reconocibles”.

“Pero ahora no estamos en dichas condiciones, afirma Albarracín. “Ignoramos si hay un sesgo subjetivo y en qué términos puede estar presente en los analistas de las diferentes instituciones internacionales”.

“Ahora bien”, prosigue en su explicación, “como en otras situaciones, la presencia de un gobierno u otro en cada país conduce a una valoración que puede empujar a unas u otras expectativas”. Este economista, también Consejero de la Cámara de Cuentas de Andalucía, recuerda que anteriormente ya se dieron situaciones en los que gobiernos “no aceptados por el establishment internacional” obtuvieron pronósticos “perjudiciales para sus intereses”, lo cual produjo una suerte de “profecías autocumplidas”, pues tales previsiones eran en realidad “un indicador de seguimiento de inversores y del capital internacional”.

¿Cabe sorprenderse?

La estimación de la evolución del PIB suele ser una proyección que atiende a unos indicadores concretos. “Y en ocasiones recurriendo a indagaciones muestrales sobre indicadores de actividad directa o indirectamente asociados al PIB”, recuerda Daniel Albarracín.

Te puede interesar:   Coronavirus en España | La pandemia se dispara en España: hay casi 25.000 contagios y 1.612 muertos

En todo caso, el FMI proyecta para la eurozona una reducción del PIB del 10,2% en 2020 en comparación con el -7,5% pronosticado en abril. Para 2021 este indicador crecerá un 6%, un incremento al alza respecto al 4,7% previsto anteriormente. La economía francesa retrocederá un 12,5%, pero recuperará un 7,3% el próximo año. Reino Unido perderá un 10,2% y Alemania sólo un 7,8% (con una recuperación del 6,3% y el 5,4% en 2021, respectivamente). La conjugación de estos datos describe un cuadro “donde las economías periféricas sufren más que las centrales, algo que no es nuevo”. “Ahora bien”, subraya este economista, “lo que asombra es la previsión comparativamente mucho peor para la economía española que para otras economías equivalentes”.

En opinión de Albarracín, que también ha sido asesor en el Europarlamento, en este punto puede posiblemente observarse “un interés de los agentes del establishment presentes en las instituciones como el Banco de España ―pero también otras de carácter internacional― en perjudicar la gestión del gobierno español”.

Recortes a la vista

El Gobierno español ha aprobado medidas de corte social para paliar el impacto de la crisis económica desatada por la pandemia. El acuerdo con patronal y sindicatos sobre la extensión de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y la introducción del Ingreso Mínimo Vital son un ejemplo de estas políticas.

Pero estas medidas de “escudo social” cuestan dinero y no está clara su financiación. “El gobierno español ha proseguido en realidad una línea neoliberal”, asegura Albarracín, que califica las medidas sociales de “elementos compasivos”. “Ante la renuncia de realizar reformas fiscales progresivas para cubrir la cobertura pública, que comporta gasto público de enormes dimensiones, de costes laborales, sociales, sanitarios y, especialmente, avales financieros a las empresas, y en un contexto de desplome de la recaudación, la deuda se está disparando”, señala.
“Y en este contexto, la proyección de recortes, una vez se reanude el Pacto de Estabilidad y Crecimiento va a ser drástica. Y ahí sí que habrá razones para prolongar y profundizar la recesión”, augura.

Te puede interesar:   "El sistema financiero internacional está lleno de depredadores"

Una perspectiva que venía de atrás

Diversos datos y proyecciones de los diferentes organismos internacionales desde 2018 concluían que la crisis estaba larvada incluso antes de la irrupción de la pandemia, pues la crisis de 2008 no se solucionó convenientemente.

Al respecto, Daniel Albarracín sostiene que “antes de esta hibernación inducida, la economía europea y la española ya apuntaba una senda hacia el estancamiento y una posible recesión”, pues las estimaciones para España eran aún más sombrías. “El BCE señalaba una expectativa de contracción hasta del 21,8% para el segundo semestre de 2020, lo cual empeora las previsiones advertidas por las instituciones financieras internacionales”. Este investigador apunta a la interdependencia sectorial y al periodo de inactividad como foco de grandes complicaciones añadidas que lastran la recuperación.

“Cuando una bicicleta se para, ponerla en marcha cuesta más que si no lo hace. Naturalmente, estamos ante una depresión y la forma de recuperación tendrá una forma de “curva de Nike”, profunda depresión al principio y reanimación lenta posterior”, concluye Daniel Albarracín.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar