.

El coronavirus también se lleva los nuevos matrimonios; Oficialías cancelan bodas por ahora

Redacción/El Correo

SANTO DOMINGO: La Junta Central Electoral (JCE) ordenó este jueves que las Oficialías del Estado Civil se abstengan de programar bodas mientras se mantengan las medidas dispuestas por el Gobierno para enfrentar la crisis del coronavirus.

Sin embargo, el órgano electoral autorizó que las dependencias cumplan con las uniones ya programadas hasta el momento del anuncio de las presentes restricciones.

De igual forma, la JCE, suspendió el programa académico presencial de la Escuela de Formación Electoral y del Estado Civil (EFEC), dando continuidad al mismo de forma virtual en los casos pertinentes.

Respecto a las oficinas de servicios en el exterior, la instruyó a operar con el mínimo requerido de personal, rotando el mismo, y cumpliendo las medidas de salud adoptadas por las autoridades correspondientes a cada localidad.

En la lista de acciones y medidas elaborada por la JCE para tener en cuenta por el personal está tomar las previsiones necesarias para garantizar su salud y la  de sus compañeros de labores, tales como desinfectar sus manos de forma constante, tener el menor contacto físico entre sí, manteniendo una distancia de dos metros.

Te puede interesar:   Ministro de Salud dice comicios no se verían afectados por coronavirus

También aplicar las medidas de limpieza e higiene reforzadas en todas las áreas de la sede del organismo, al tiempo de solicitar a los empleados que hayan estado fuera del país o en zonas afectadas, que permanezcan en sus hogares durante 15 días, hasta confirmar que no presentan síntomas del coronavirus (COVID-19)

Estableció que “deberán permanecer en sus hogares, tomando las previsiones correspondientes, todos los empleados con más de 60 años, quienes padezcan alguna condición especial de salud, como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares o respiratorias y todo el personal femenino en proceso de embarazo o lactantes”.

Asimismo, la JCE dio instrucciones para que el personal y las operaciones de las delegaciones que funcionan en los hospitales sean trasladadas a la Oficialía del Estado Civil que le corresponde, según la jurisdicción.

Dejó a discreción de los directores y encargados, la rotación del personal de todas las áreas, de modo que los servicios sean brindados con el mínimo de persona requerido, así, como retirar de forma inmediata a cualquier empleado o funcionario que presente, en el área de trabajo, los síntomas descritos por los profesionales de la salud, como propios del coronavirus (COV1D-19).

Te puede interesar:   Dudan población acepte tranquila privatización de Metro que implicaría aumento de precio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba