Deportes

El agradecimiento de Pelé a Dios y un anhelo sobre la vida eterna

El astro brasileño cumple 80 años este 23 de octubre y lo hace dando gracias por su salud y lucidez

ALETEIA

El nombre Edson Arantes do Nascimento -en la era dominada por Lionel Messi y Cristiano Ronaldo- tal vez suene un poco extraño en 2020. Pero los amantes del fútbol, los de otrora y también nuevas generaciones, tal vez vibren de emoción cuando escuchan sencillamente «Pelé».

Es que “O Rey” es una auténtica leyenda viva del deporte, entre otras cosas por haberse consagrado como futbolista tricampeón mundial con su selección, Brasil.

Si bien en los últimos años, ya fuera de juego, han sido muchísimas las manifestaciones tanto de su vida profesional como personal (con aspectos de salud que han afectado su movilidad), recientemente volvió a sorprender a todos con unas declaraciones, reproducidas por diversos medios y agencias como EFE, llenas de fe y agradecimiento con motivo de sus 80 años.

“En primer lugar tengo que agradecer a Dios por la salud de llegar hasta aquí, con esta edad y lúcido, no muy inteligente, pero lúcido”, expresó en un video difundido a los medios de comunicación.

Te puede interesar:   El papa Francisco afirma que los placeres de comer y sexual son "simplemente divinos"

Pelé profundizó más en su vínculo con Dios y él le agradeció “todo lo que ganó” durante su vida como futbolista.

“Dios fue muy bueno conmigo”, esbozó.

«Todo lo que ganamos en la vida es porque Dios cree que lo merecemos. Si yo hice alguna cosa que entristeció a alguien, algunas victorias que el Santos tuvo, que la selección brasileña tuvo (…) el otro lado se puso un poco triste, pero es cosa de la vida», continuó.

Santos, uno de los equipos más importantes de Brasil y que supo tener a Pelé entre sus máximos exponentes, desde hace días ya lo está homenajeando a través de las redes sociales.

Por último, en las recientes declaraciones de Pelé un anhelo sobre la vida eterna.

“Espero que, cuando vaya al cielo, Dios me reciba de la misma manera que todo el mundo me recibe hoy gracias a nuestro querido fútbol”, concluyó.

“O Rey” se aproxima a cumplir un año más de vida, pero sus palabras cargadas de Dios dejan de manifiesto un espíritu de trascendencia, un sueño que no deja de pensar en el cielo, una dimensión de su vida personal que también debe ser incluida a la hora de confirmarlo entre los mejores deportistas de todos los tiempos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba