Perspectiva

¿El aborto a referendo?

Por Namphi Rodríguez

Colaboracion/elCorreo.do 

PERSPECTIVA: Un mar de conjeturas se ha desencadenado en los mentideros jurídicos y políticos sobre la posibilidad de llevar el controvertido tema del aborto a una consulta popular para que sean los ciudadanos los que decidan si aprueban o rechazan las tres causales de interrupción del embarazo.

El debate ha venido a cuestión luego que el jurista Antoliano Peralta, responsable de la agenda de reformas del presidente Luis Abinader, anunciara que el Gobierno empleará sus mejores esfuerzos para cumplir con el mandato constitucional de aprobar una ley de referendo.

Al margen de las opiniones contrapuestas que genera la cuestión, es pertinente precisar que los derechos fundamentales no están sujetos a mecanismos de consultas populares para su vigencia y efectividad, por lo que devendría en inconstitucional cualquier iniciativa para definir el estatutos legal del tema.

Una vez receptados por la Constitución, estos derechos tienen  eficacia directa y carácter de universalidad, lo cual obliga a los poderes públicos a su tutela.

Te puede interesar:   Danilo, Bosch y Gallegos

Es tanto así que la vigencia de un derecho fundamental no está atada ni siquiera al desarrollo de una ley; su existencia es propia, y se puede exigir judicialmente por el sólo hecho de estar consignado en la Constitución.

Si se activa el mecanismo de referendo para decidir si se protege  el derecho a la vida  o la integridad física y síquica de las mujeres se estarían violando los artículos 7 y 8 de la Constitución, ya que el Estado estaría renunciando a su función esencial de proteger los derechos fundamentales.

Una decisión de esa naturaleza contravendría la Convención Americana de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos.

Creo firmemente en el derecho a la vida que consagra el artículo 37 de la Constitución, pero su interpretación no se limita a una lectura textualista. Su intelección se debe hacer a la luz de un juicio de ponderación en el que se valore el derecho a la vida del “nasciturus” y el propio derecho a la vida de la madre, así como su dignidad e integridad.

Te puede interesar:   El gran reto

El artículo 74.4 de la Carta Sustantiva establece como guía hermenéutica que, “los poderes públicos interpretan los derechos fundamentales (…) en el sentido más favorable a la persona titular de los mismos, y en caso de conflicto (…) procurarán armonizar los bienes e intereses protegidos por la Constitución”.

Si esa es la regla de interpretación no veo manera de que se pueda hacer una intelección aislada del artículo 37 constitucional sin tener a la vista la parte “in fine” del artículo 42 que estipula que nadie puede ser sometido “a exámenes o procedimientos médicos, excepto cuando se encuentre en peligro su vida”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba