Salud

EE.UU. y China intensifican su búsqueda de una vacuna contra el COVID-19

Las pruebas iniciales se centran en la seguridad, y los científicos de ambos países están probando diferentes dosis de diferentes tipos de inyecciones.

Noticias de Israel

JERUSALEN.- Tres potenciales vacunas contra la COVID-19 están progresando rápidamente en las pruebas de fase inicial en voluntarios en los EE.UU. y China, pero todavía es un largo camino para demostrar si realmente funcionarán.

La empresa china CanSino Biologics ha comenzado la segunda fase de pruebas de su candidata a la vacuna, dijo el martes el Ministerio de Ciencia y Tecnología de China.

En los EE.UU., una vacuna hecha por los Institutos Nacionales de Salud y Moderna Inc. (NIH) no está muy lejos. La primera persona que recibió esa vacuna experimental el mes pasado regresó a una clínica de Seattle el martes para una segunda dosis.

El jefe de enfermedades infecciosas del NIH, el Dr. Anthony Fauci, dijo que “no hay señales de alarma” hasta ahora y que esperaba que la siguiente fase de pruebas, más amplia, pudiera comenzar alrededor de junio.

Un tercer candidato, de Inovio Pharmaceuticals, comenzó a realizar inyecciones experimentales para la prueba de seguridad del primer paso la semana pasada en los EE.UU. y espera ampliar sus estudios a China.

Te puede interesar:   La demanda en transporte aéreo caerá un 95 % por el COVID-19

Las pruebas iniciales se centran en la seguridad, y los científicos de ambos países están probando diferentes dosis de diferentes tipos de inyecciones.

Pero pasar a la segunda fase es un paso crítico que permite que las vacunas sean probadas en muchas más personas para buscar señales de que protegen contra la infección.

La semana pasada, CanSino presentó un informe mostrando que pretendía inscribir a 500 personas en este próximo estudio, comparando dos dosis de la vacuna con inyecciones ficticias. Hasta el lunes, 273 de los voluntarios habían sido inyectados, según los medios estatales.

De cara al futuro, Fauci dijo que, si el nuevo coronavirus continúa circulando lo suficientemente amplio durante el verano y el otoño, podría ser posible terminar estudios más grandes un poco antes de los 12 a 18 meses que había predicho originalmente, tal vez hacia “la mitad o el final del invierno de la próxima temporada”.

“Por favor, déjeme decir esta advertencia: Eso es asumiendo que la vacuna es efectiva. Ves, ese es el gran ‘si’”, enfatizó Fauci. “Tiene que ser efectivo y tiene que ser seguro”.

Te puede interesar:   Agencia de salud pública de EE.UU. alerta de una segunda ola de coronavirus que podría ser aún más grave que la actual

Durante una conferencia de prensa en China, las autoridades también advirtieron que los estudios deben hacerse correctamente.

“Aunque estamos en una emergencia, no podemos bajar los estándares de seguridad y efectividad en las revisiones de las vacunas”, dijo Wang Junzhi, un experto biofarmacéutico chino. “El público está prestando una gran atención”.

La Organización Mundial de la Salud ha contado esta semana con más de cinco docenas de otras vacunas candidatas en fases tempranas de desarrollo que se están buscando en todo el mundo. Muchos grupos de investigación se están uniendo para acelerar el trabajo; en un anuncio el martes, los gigantes de la vacuna Sanofi y GSK fueron los últimos en asociarse con un candidato.

En la lista de la OMS hay una amplia variedad de formas de fabricar vacunas, así que si un enfoque no da resultado, esperemos que otro lo haga.

La vacuna de CanSino se basa en una inyección genéticamente diseñada que se creó para proteger contra el Ébola. Los principales candidatos estadounidenses utilizan un enfoque diferente, hecho a partir de copias de un pedazo del código genético del coronavirus.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba