Nacionales

EE.UU golpea duro el corazón económico RD con veda azúcar; Central Romana niega acusación

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBO, por sus siglas en inglés), anunció este miércoles el cese inmediato de los embarques procedentes de la República Dominicana de azúcar crema y los productos elaborados por Central Romana Corporation Limited.

El organismo estadounidense emitió la orden de detención de descargo contra Central Romana, basándose en información “que razonablemente indica el uso de trabajo forzoso contra sus trabajadores”.

La CBP identificó al menos cinco de los indicadores de trabajo forzoso de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), durante su investigación, en particular, abuso de vulnerabilidad, aislamiento, retención de salarios, condiciones abusivas de trabajo y de vida, además de exceso de horas extras.

“Esta orden de detención demuestra el compromiso de CBP de proteger los derechos humanos y los estándares laborales internacionales y promover un mercado global justo y competitivo”, dijo Troy Miller, comisionado interino de la entidad.

El Central Romana declaró de inmediato su desacuerdo con la medida estadounidense reafirmando que su política durante más de un siglo ha sido el buen trato a sus trabajadores, quienes gozan de prerrogativas laborales, como seguro médico, planes de capacitación, salarios dignos, planes de viviendas y otras conquistas.

Agregó que la agencia continuará estableciendo un alto estándar global, “investigando agresivamente las denuncias de trabajo forzoso en las cadenas de suministro de los EE. UU. y manteniendo la mercancía implicada fuera del país”.

Te puede interesar:   Evangélicos también tienen su guerrita de este mundo; pastor Moya se querella contra Dío Astacio por supuesta difamación

En su informe de septiembre de 2022 titulado “Estimaciones globales de la esclavitud moderna: trabajo y matrimonio forzados”, la OIT estima que casi 28 millones de trabajadores sufren condiciones de trabajo forzado en todo el mundo.

Afirma por igual, que las empresas extranjeras “explotan el trabajo forzoso para vender bienes por debajo del valor de mercado”.

Entiende que esa labor “perjudica a las empresas respetuosas de la ley”, además de amenazar los empleos estadounidenses y exponer a los consumidores a apoyar inadvertidamente “prácticas comerciales poco éticas”.

Sostiene que el flagelo de la trata de personas conduce a las poblaciones vulnerables “a condiciones de trabajo inhumanas”, citando entre estas, la violencia física y sexual, el aislamiento, restricción de movimiento, retención de salarios y horas extras excesivas”.

Por otro lado, la Comisionada Asistente Ejecutiva de la Oficina de Comercio de CBP, AnnMarie Highsmith, garantizó que el organismo “continúa reforzando el estándar internacional para garantizar que los bienes fabricados con trabajo forzado no ingresen al comercio de los Estados Unidos”.

Te puede interesar:   Hacen varias propuestas para dinamizar la paralizada justicia dominicana

“Los fabricantes como Central Romana, que no cumplen con nuestras leyes, enfrentarán consecuencias a medida que eliminemos esta práctica inhumana de las cadenas de suministro de Estados Unidos, precisó Highsmith.

Esta sanción para el Central Romana, es la acción más reciente que ha tomado Estados Unidos para abordar el trabajo forzoso y otros abusos contra los derechos humanos en todo el mundo.

El pasado mes de septiembre, el Departamento de Trabajo de los EE. UU. colocó la caña de azúcar de la República Dominicana en su Lista de bienes producidos por trabajo infantil o trabajo forzoso.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba