.

Dólar escala a 57.25 mientras el Banco Central asegura disponer de suficiente divisa para intervenir mercado

Redacción/ ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: Gran extrañeza ha generado en el mercado cambiario de divisas el comportamiento que registra el nivel de cotización del dólar, debido a que en el actual estado de emergencia dispuesto por el Gobierno, las importaciones se han reducido al mínimo y las exportaciones en cierta forma se mantienen, aunque en menores volúmenes.

En ese sentido es el propio Banco Central que confiesa “que continúa participando de manera proactiva e ininterrumpida en el mercado cambiario, ante un incremento en la demanda de divisas con carácter precautorio generado por la incertidumbre asociada al impacto de la propagación del COVID-19 a nivel global”.

Indica además que “dentro de su objetivo primordial de mantener la estabilidad de precios, ha ejercido su rol de ejecutor de la política cambiaria con el fin de propiciar condiciones adecuadas de liquidez en moneda extranjera, a fin de garantizar el buen funcionamiento de los sectores productivos y la certidumbre a los agentes económicos”.

Te puede interesar:   Leonel Fernández proclama tiene más apoyo que Gonzalo Castillo en las bases peledeístas

Según se confió a este diario virtual, en las cercanías de los bancos comerciales operan “cambistas” que se valen de personas que solicitan la venta de dólares, “a como esté (la cotización), los que luego de adquirirlos son entregados a sus mandaderos”, por lo que son éstos los que establecen el nuevo nivel de cotización.

En todo caso, ambas situaciones marcan una contradicción económica, pues por un lado el Banco Central asegura disponer de suficientes dólares, y por el otro el volumen a que pueden acceder esos cambistas es reducido, debido a que los bancos comerciales han optado por limitar las ventas.

Acumulación de reservas

El Bancentral destaca que al cierre de 2019 logró acumular reservas internacionales en niveles óptimos históricos, “iniciando el año con reservas en torno al 10% del PIB, equivalentes a US$8,782 millones”.

Añade que ha desplegado una amplia estrategia de intervenciones, poniendo a disposición del mercado diversos instrumentos, tanto en el mercado de contado (spot) como a futuro (forwards), facilitando así que los agentes económicos puedan organizar sus compras de divisas presentes y futuras”.

Te puede interesar:   Corea del Norte: quién es Kim Yo-jong, la mujer que sigue a Kim Jong-un en la línea de sucesión

Sostuvo que adicionalmente ha ido ofreciendo mecanismos que permiten cubrir sus expectativas de riesgo cambiario “típicas de eventos de alta incertidumbre como el que vivimos frente a la propagación del COVID-19”.

En definitiva, y a pesar del lenguaje técnico empleado por el órgano emisor, la realidad es que este lunes los bancos comerciales marcan un nuevo récord en el precio de divisas en los últimos 16 años, llegando a cotizarse a 57.25 pesos por un dólar.

Ese precio lo acerca peligrosamente al récord de 60 pesos por un dólar a que llegó, por un breve período, luego del descalabro bancario durante el Gobierno del presidente Hipólito Mejía en el año 2003.

Tras ese lapso de gran inestabilidad de todos los indicadores macroeconómicos, a mediados de 2004 la tasa cambiaria marcó hacia la baja luego del triunfo electoral del doctor Leonel Fernández en mayo de ese año, situándose en 28 pesos por un dólar.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba