Panorama

Dicen falta de planificación ha provocado incremento precios de alimentos agropecuarias

Por Suanny Reynoso

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: El incremento desproporcionado en los precios de varios productos de la canasta básica, entre ellos pollos, plátanos, ajo, arroz, huevos y cebolla, se debe a una falta de planificación por parte de las autoridades agropecuarias y a las importaciones que realiza la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD).

La afirmación la hizo este jueves Iván García, presidente de la Federación Dominicana de Comerciantes (FDC), quien enfatizó que el sector no es responsable de esos incrementos y que lo que falta es una planificación con todos los productores nacionales para incentivar la producción.

Al ampliar sobre el impacto en los precios que tienen las importaciones, dijo que si no se le busca una solución a ese tema, los consumidores seguirán pagando miles de millones de pesos de sobreprecio por los productos agrícolas más sensibles que se comercializan en el país.

El dirigente gremial dijo que, en los casos de la cebolla, que ha subió de 40 a 90 pesos la libra, y papas que se incrementaron de 20 a 30 pesos, y el ajo, que subió de 200 pesos a 250, tienen dos componentes: la falta de planificación y el tema de las importaciones que encarecen más el producto.

Te puede interesar:   Finjus llama al consenso para reajustar el calendario electoral

En el caso de la cebolla, explicó que aumentó porque no existió la previsión de parte de las pasadas autoridades del Ministerio de Agricultura que no analizaran que en los meses de septiembre y octubre ocurre una escasez natural que se presenta todos los años.

“Si en esos meses hay mucha demanda y poca oferta, es lógico que se dispararan los precios, pero eso se podría resolver en los próximos días, porque ya están llegando las importaciones, con lo que se espera se reduzca su precio en al menos un 50 por ciento”, dijo Gracia.

En cuanto al aumento de los precios de pollos y huevos, dijo que las causas hay que buscarlas en el cierre del país por la pandemia, impactando drásticamente en el turismo, los dueños de granjas tuvieron que sacrificar las gallinas ponedoras por falta de demanda al estar inactivos los hoteles y los mercados fronterizos.

Problemas con las computadoras

Por otro lado, Gracia denunció que los colmados que están afiliados a la tarjeta Solidaridad, desde el año pasado están enfrentado un serio problema, donde una compañía de nombre Midas, que ganó un concurso, quiere imponerles una caja registradora computarizada para sus transacciones con los beneficiarios de ese programa.

Te puede interesar:   Grupo de partidos demanda JCE ampliar protocolo sanitario para elecciones

“En esa registradora, según los técnicos que nos visitaron, hay que entrarle todo el inventario, un trabajo bien difícil para las personas que trabajan en los colmados que no tienen la preparación suficiente para manejar esa tecnología”, dijo.

De igual manera, se quejó porque además de obligarlos a adoptar el sistema, la empresa les está cobrando $2,950 pesos, a lo que dijo se niegan los comerciantes y que dichos equipos en su gran mayoría están en los negocios sin que se les esté dando ningún uso

García sostiene que el sector comercial no fue informado de ese cambio de sistema, sino que se le impuso y que, conforme a sus cálculos, se trata de un incremento en los costos operacionales de los comercios, que ya pagan luz, alquiler, internet y sueldos a los empleados.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba