Nacionales

Díaz Rúa aclara que concesión de la autopista de Samaná fue en el Gobierno de Hipólito Mejía

Por Suanny Reynoso

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: La concesión y administración de peaje por 30 años a la empresa Autopistas del Nordeste para la construcción de la carretera Santo Domingo-Samaná  se aprobó en el año 2001 durante el Gobierno de Hipólito Mejía, aclaró este martes el ex ministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, quien rechazó que el convenio se suscribiera durante la gestión 2004-2008 del ex presidente Leonel Fernández.

Díaz Rúa sostuvo que la aprobación contó con la anuencia del entonces ministro de Obras Públicas Miguel Vargas Maldonado.

Refirió que desde hacen varios meses circulan mensajes en las redes sociales que atribuyen dicho convenio al Gobierno 2004-2008 de Fernández, en el que fungió como Ministro de Obras Públicas.

Según los documentos que reposan en los archivos de este medio, en fecha 18 de noviembre del 2019, Díaz Rúa solicito al Ministerio de Obras Públicas, vía Oficina de Libre Acceso a la Información Pública, una copia del contrato original de la concesión de dicha obra.

Te puede interesar:   Dirigente de la Fuerza del Pueblo gana presidencia de la ANPA con el 70 % de los votos

Conforme con esa información, el contrato está amparado en la Resolución número 37-02 del Congreso Nacional que establece en su artículo único lo siguiente: “Aprobar el convenio suscrito en fecha 18 de julio del 2001 entre el Estado Dominicano representado por el ingeniero Miguel Vargas Maldonado, secretario de Obras Publicas y de la otra parte el ingeniero Luis Fernando Jaramillo Correa, presidente del Consejo de Administración de Autopista del Nordeste…..”.

Añade el documento que “El objetivo de este convenio es la construcción de la carretera Cruce Rincón de Molinillo, bajo el sistema de administración en régimen de peaje por un período de 30 años”.

Aunque no está consignado en la copia de esa resolución aprobada por el Congreso, el contrato de construcción  establece que la empresa encargada de su construcción y administración, la llamada Autopista del Nordeste, S.A., financiaría de forma directa el 80 por ciento del costo total de la obra, a cambio de que pudiera recaudar el 100 por ciento  de los peajes en ambos trayectos por 30 años ininterrumpidos.

Te puede interesar:   Gobierno aclara no concentrará publicidad en Palacio; deja instituciones manejen su inversión

El peaje más caro

 La aclaración del ingeniero Díaz Rúa se produce al cumplirse nueve años de la construcción que se conoce como carretera Juan Pablo II y el Bulevard Turístico del Atlántico, cuyo costo se habría elevado US$305 millones, de los cuales el gobierno dominicano ha desembolsado unos RD$19,095 millones como pago del “peaje sombra” al consorcio Autopista del Nordeste, S.A., equivalente a más de US$282 millones de dólares.

Según el último informe proporcionado por el Sistema de Información de la Gestión Financiera (Sigef), esa cifra se pagó a la empresa de capital colombiano durante el período 2012- 2019.

Además de ese monto, hasta el 2 de noviembre, el Estado Dominicano pagó un total de RD$2,676 millones pesos correspondientes al 2020, cuando aún, conforme a lo que establece el contrato, al mismo le queda de vigencia otros 20 años para seguir desangrando el presupuesto nacional.

La figura del “peaje sombra” aparece tan pronto los tres peajes levantados a lo largo de esa carretera empezaron a funcionar, con altas tarifas consideradas las más caras del mundo, lo que desestimuló a los conductores a usar esa vía rápida para llegar a las localidades de Nagua y Samaná, cuyo flujo no llenó las expectativas de los constructores.

Te puede interesar:   Puntos tratados entre Abinader y Moise han sido abordados por varios presidentes sin resultados

Fue en esas circunstancias que el gobierno dominicano se comprometió en compensar esa diferencia (pagar por los automóviles que no pasaban) para garantizar la operatividad de lo convenido entre las partes y que los inversionistas pudieran recuperar su capital.

Esa decisión fue duramente criticada en el informe “Autopsia Fiscal”, elaborado por la organización internacional Oxfam, en el 2019, en el que afirma que en los primeros ocho años de funcionamiento de la carretera, el Estado pagó a la empresa privada el doble de su inversión.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba