Salud

Denuncia 40 enfermeras del 911 tienen COVID-19 y no reciben equipos de protección

Redacción/ ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: El Sindicato Nacional de Trabajadores de Enfermería (Sinatrae), reveló que más de 40 enfermeras y técnicos de transporte sanitario que laboran para el sistema 911 se han contagiado con el coronavirus o COVID-19.

La denuncia la hizo el secretario general de Sinatrae, Julio César García Cruceta, que consideró las autoridades de ese sistema han violado los protocolos de bioseguridad y no han entregado equipos de protección personal a los trabajadores.

García Cruceta agregó que una vez están contagiados, a estos trabajadores de la salud se les niega el derecho de reclamar que el Instituto Dominicano de Prevención y Protección de Riesgos Laborales  (Idoppril) les cubra su seguro laboral.

La Dirección de Emergencias y Desastres del Ministerio de Salud Pública les niegan los formularios de reportes de sus contagios, por lo que Idoppril no puede atender esos casos porque no les llegan, denunció el dirigente sindical.

Por tales motivos reclamó proceder a llenar las fichas de los reportes de las enfermeras afectadas del COVID-19.

Te puede interesar:   La ONU pide “tener en cuenta los derechos de las personas con autismo” en la respuesta al COVID-19

Advirtió que de persistir la actual situación con los contagios del personal de salud, Sinatrae procederá judicialmente en los tribunales.

Reiteradamente, ese gremio de la salud ha realizado críticas al Gobierno por su accionar durante la pandemia del coronavirus, llegando incluso a afirmar que las autoridades no han escuchado y aceptado recomendaciones de entidades como el Colegio Médico Dominicano y Sinatrae.

“El Gobierno ha persistido en la comisión de errores en el manejo de la crisis sanitaria, con lo cual aleja cada día más las posibilidades de aplanar la curva de contagio y de esta forma se prolongará por más tiempo la parálisis del país”, dijo García Cruceta.

Los desaciertos cometidos por las autoridades sanitarias, según Sinatrae, incluyen la negativa a la masificación de las pruebas diagnósticas para detectar el virus, privatización de las pruebas, el no seguimiento y poca supervisión del aislamiento de los ciudadanos positivos al COVID-19.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba