.

Danilo y funcionarios reciben creciente ola de abucheos en actos públicos

Lo que empezó el 30 de octubre del pasado año en el estadio Quisqueya como una acción aparentemente aislada contra el presidente de la Cámara Diputados, Radhamés Camacho, se ha ido convirtiendo en una creciente ola de abucheos contra el presidente Danilo Medina y los funcionarios del Gobierno.

El más reciente de esos eventos se produjo el pasado 21 de enero en la Basílica de Higüey, cuando el presidente Danilo Medina fue abucheado en cuanto se anunció su salida del templo católica adonde acudió para los actos con motivo del Día de Nuestra Señora de la Altagracia, madre espiritual del pueblo dominicano.

Decenas de personas apostadas a las afueras de la Basílica altagraciana dispensaron al jefe del Estado y sus acompañantes un sonoro abucheo que fue recogido por los medios de comunicación.

En el Gobierno consideran que esta acción fue coordinada por organizaciones de la oposición, pero no disponen de evidencias.

Anteriormente, el 10 de enero, el mandatario fue abucheado durante la ceremonia previa al inicio del torneo de voleibol en el cual las Reinas del Caribe lograron su clasificación a las Olimpíadas Tokio 2020.

Te puede interesar:   Precios del petróleo caen un 10 % por el fracaso de la OPEP para alcanzar acuerdo sobre recortes de producción

El abucheo alcanzó igualmente a los ministros José Ramón Peralta y Danilo Díaz, presentes en el evento deportivo, en que se afirma el Gobierno había adquirido la mayoría de las boletas que fueron repartidas de manera gratuita.

Este sábado en la noche, la cadena de rechiflas contra Danilo y sus funcionarios se extendió a la ciudad de Nueva York, cuando los asistentes a un acto en honor del patricio Juan Pablo Duarte se encargaron del representante del Gobierno tan pronto mencionó el nombre del jefe del Estado.

Estas acciones populares parecen contrastar con las cifras de aceptación del mandatario que recogen encuestas difundidas por la Administración.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba