.

Danilo Medina, como Pilatos, pone distancia de la crucifixión política y moral del PLD

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: El ex presidente Danilo Medina achacó el martes a otros la situación del Partido de la Liberación Dominicana, y como Poncio Pilatos, trató de poner distancia de la crucifixión política y moral en que se encuentra la parcela morada tras su derrotada electoral de julio.

En un audio que le filtraron algunos de los participantes en la reunión que encabezó ese día, expuso varias razones por las cuales su organización perdió las recién pasadas elecciones, pero en ninguna de ellas apareció su responsabilidad.

La salida del ahora líder del PLD cayó como un bloque de hielo sobre muchos dirigentes que en privado han expresado su repulsa por la actitud del ex gobernante, señalándolo como el principal culpable del escarnio público de la formación morada.

Entre las razones señaladas por Medina, citó que esa campaña electoral fue la más cara de la historia del país “porque ya nadie quería hacer nada si no había dinero por el medio, entonces un partido que cayó en esa condición no se merecía tener el poder”.

Pero lo más llamativo de sus palabras fue cuando criticó que dentro del Gobierno había familias completas “recibiendo cheques, a las que había que rogarles para que hicieran un trabajo partidario”.

Te puede interesar:   Anje estará en observación electoral con Participación Ciudadana

Esta parte de su discurso estuvo lleno de verdad y raciocinio, si hubiera incluido a sus hermanos, sobrinos, concuñados, cuñados, yernos, consuegros los que, según se llegó a calcular, devengaban varios millones de peses anuales, muchas veces por tener una relación con él.

Se ha considerado injusto que personas apellidadas Medina, Sánchez, Montilla y otras relacionadas con ministros, directores, legisladores, recibieron cheques sin que nadie se atreviera a reclamarles que “caravanearan” en favor del partido.

Este periódico publicó el pasado mes de mayo una nota en la que se consignaba que “un somero examen de los familiares directos e indirectos del presidente Danilo Medina que devengan salarios mensuales de alguna importancia en diferentes instituciones del Estado, dejaba al descubierto el aprovechamiento del Presupuesto Nacional, donde una amplia madeja de relacionados percibía al año poco más de 52 millones de pesos”.

Agregaba que un breve recuento en ese sentido arrojó que “sólo 13 de estos consanguíneos y/o con nexos familiares políticos (cuñados, cónyuges del hermano de alguien, sobrinos, etc.) del jefe del Estado, reciben un pago mensual de cuatro millones, 356,691, lo que equivale a 52 millones 280,292 pesos al año”.

Te puede interesar:   Con informe negativo entra EE UU en debate a tres días elecciones municipales

Analistas refieren que siendo así, el ex presidente Medina lució injusto al decir que se llenaba de angustia “cada vez que yo recibía un compañero y me pedía al hijo allí, al hermano allí, al otro allí, al primo allí y el partido por qué no me lo trae, por qué es a tu familia que tú quieres ayudar y al resto que se lo lleve el mismo diablo”.

Pero si el ejemplo de nepotismo iniciaba con la familia presidencial, lo más lógico era que si alguien de la base lograba acercarse, pidiera igual trato para sus parientes.

Parece encontrarse lógica a las denuncias de la nueva administración, en el sentido de que en decenas de organismos inoperantes había ese nombrado a decenas de subdirectores, administradores, asesores, analistas sólo para satisfacer esa cuota del boa.

En vez de llamar a los demás a meditar en ese sentido, Medina debería someterse a un autorreflexión y preguntarse qué es lo que hice, (en vez de pluralizar) “que, haciendo el mejor gobierno de la historia de República Dominicana, la gente no quiso ir a votar por nosotros”.

Los resultados directos de la derrota peledeista en marzo (municipales) y julio (presidenciales y legislativas), parece que, así como él se ufana de haber realizado el mejor gobierno de la historia, los errores y desaciertos también deben recaer en su persona.

Te puede interesar:   Aprueban préstamo 44.9 millones euros para elevar capacidad del Metro de Santo Domingo

“No le echen la culpa a funcionarios y miembros del Comité Político, revisémonos todos”, dijo, queriendo repartir errores.

Otras razones de la derrota

Otra pifia que se le señala a Medina es haber pedido a la dirigencia peledeista “revisarse por completo, en una defensa que buscó eximir de responsabilidades a la alta dirección de ese partido por la reciente derrota electoral.

Al referirse a la derrota, parece que el subconsciente le traicionó, porque aun sabiendo que las tácticas y estrategias partidarias las decide el Comité Político y sobre todo él mismo, Medina cree que nada tuvo que ver con los resultados electorales.

Por eso, planteó que no fue sólo responsabilidad del Comité Político de esa organización, “ya que los dirigentes comunitarios, senadores, diputados y demás miembros tuvieron sus culpas, ya que si no había logística ninguno estaba dispuesto a trabajar por el PLD”.

“Ustedes no soportaban la presión para buscar dinero para poder hacer su campaña porque los compañeros no querían moverse si no había logística, la campaña más cara José Ramón (Peralta) que trabajó conmigo en eso sabe lo que nos costó esa campaña”, aseguró.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba