Deportes

Dallas suma su tercera victoria consecutiva

Polémico final

AITOR DARIAS

NBAMANIACS

Tras pasar por importante crisis de juego y resultados, los Mavericks parecen haber empezado a enderezar el rumbo. Los de Dallas vencieron a Atlanta por 118-117 en un partido ajustadísimo, sumando su tercer triunfo consecutivo (cuarto en cinco partidos) y huyendo del pozo del Oeste al que habían ido cayendo a base de tropiezos. Si bien aún están fuera incluso de los puesto que dan acceso al play-in, al menos han conseguido que los resultados comiencen a llegar.

Cierto es, todo sea dicho, que los texanos han tenido unos días bastante favorables en el calendario. Dos partidos ante los Hawks, dos ante los Warriors y uno ante los Timberwolves no suena al tramo más duro de la temporada, pero cualquier ayuda es bienvenida por los de Carlisle, que llegaron a sumar nueve derrotas en once partidos y necesitaban empezar a revertir la dinámica. Veremos si, cuando vuelvan a medirse a equipos de más entidad, consiguen seguir sumando.

Polémico final

Te puede interesar:   Brooklyn canta victoria en su visita a los Lakers

El triunfo no estuvo exento de polémica, pues Trae Young terminó muy enfadado con los árbitros debido a que no se señaló una falta sobre él en la última jugada del partido. Antes de que el balón se pusiese en juego tras el tiempo muerto, el base puso un bloqueo ciego sobre John Collins y fue derribado por Willie Cauley-Stein en su intento de perseguir a su hombre, pero los colegidos decidieron no señalar nada. Con Trae en el suelo, fue Danilo Gallinari quien recibió el balón, pero el italiano no fue capaz de anotar el tiro que habría supuesto el triunfo visitante.

“Obviamente, no voy a caerme por mi cuenta justo al final del partido” afirmó Young. “No intentaba huir del balón cuando quedaban unos segundos y teníamos la posibilidad de ganar. Esa es la parte más frustrante: no tener la posibilidad de buscar una última acción al final”.

“Fue un bloqueo perfecto y Cauley-Stein le arrolló” comentó Lloyd Pierce. “Eso es falta. Trae cayó al suelo porque le hicieron falta y eso arruinó nuestra jugada”.

Te puede interesar:   Boston supera a OKC con un demoledor último cuarto

Con todo, el base brilló con 25 puntos, 15 asistencias y 7 rebotes, aunque el líder en anotación de los Hawks fue John Collins con 33. Kevin Huerter, por su parte, se fue hasta los 23 tantos, destacando especialmente en el tiro de tres, en el que firmó un 4/7.

Otro triple-doble para Doncic

En los Mavericks, Luka Doncic volvió a ser el mejor al terminar con 28 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias, firmando así su séptimo triple-doble de la temporada. El esloveno logró además colocar dos tapones y robar un balón, redondeando una actuación en la que, sin embargo, fue de más a menos y delegó en Jalen Brunson la labor de cerrar el encuentro en el último cuarto.

El base anotó en el cuarto periodo 11 de sus 21 tantos, y volvió a hacer gala de su efectividad y su buena toma de decisiones para que los texanos pudieran dar la vuelta al choque. Brunson logró además repartir 5 asistencias y capturar 4 rebotes, y pudo haber redondeado aún más su actuación de haber anotado el triple que habría matado el partido a falta de 6 segundos. Por suerte para él y para los suyos, no tuvo que lamentarse de su error.

Te puede interesar:   Una veintena de futbolistas profesionales contraen el covid-19 durante un partido debido a un error médico

(Fotografía de portada: Tom Pennington/Getty Images)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba