Internacionales

Cuatro posibles caminos por si la crisis política en Perú no termina

Independientemente de que haya elecciones presidenciales y legislativas convocadas para el 11 de abril de 2021, el sistema político peruano tuvo que afrontar qué alternativas son las mejores para garantizar un gobierno estable a mediano plazo y atender los reclamos de la población.

SPUTNIK

La designación del congresista Francisco Sagasti como nuevo presidente interino de Perú puede no ser el final de la crisis política. Por eso, hay al menos cuatro posibles alternativas que siguen sobre la mesa.

La crisis política de Perú se profundiza cada vez más al punto de que, tras la renuncia de Manuel Merino a menos de una semana de haber asumido la Presidencia, el país amaneció el lunes 16 de noviembre sin presidente del Ejecutivo ni un titular del Congreso.

En ese marco, tanto en las calles como en los pasillos del Congreso peruano se manejan cinco posibles salidas a la acefalía.

Con la renuncia de Merino, y ya sin nadie en la línea de sucesión prevista por la Constitución, el Congreso peruano cargó con la responsabilidad de elegir a un nuevo titular del legislativo que, por ende, asuma la Presidencia.

Por ese motivo los partidos que integran el Congreso se reunieron de urgencia el domingo y discutieron la conformación de una lista de consenso para ocupar el Ejecutivo, con el acuerdo de que el nuevo presidente surgiera de los congresistas que hubieran votado en contra de la vacancia de Martín Vizcarra. La única lista que llegó a presentarse tenía a la congresista Rocío Silva-Santiesteban, del partido de izquierda Frente Amplio, en el cargo de presidenta. Le seguirían representantes de tres partidos de centroderecha: Fracisco Sagasti, del Partido Morado, iba a la primera vicepresidenta, al tiempo que Luis Roel Alva, de Acción Popular, y Yessica Apaza Quispe de Unidos por el Perú, ocuparían la segunda y tercera vicepresidencia.

Te puede interesar:   Haití asegura ante la ONU que garantizará unas elecciones "transparentes, libres, honestas y democráticas"

Sin embargo, la lista no logró los votos necesarios y la definición quedó congelada. El Partido Morado decidió entonces presentar una segunda lista, aunque esta vez integrada en su totalidad por integrantes de su partido.

Esta nueva fórmula planteaba a Francisco Sagasti al cargo de presidente. Sobre el final del lunes 16, el partido modificó su propuesta para, manteniendo a Sagasti al frente, incluir a representantes del Frente Amplio, Acción Popular y de Somos Perú.

Finalmente hubo consenso con respecto a esta lista y Sagasti se convirtió en el nuevo presidente interino de Perú hasta las elecciones de abril de 2021. De todas maneras, el camino hacia la normalización institucional presenta cuatro posibles caminos hacia el futuro.

¿Qué podría pasar en Perú?

¿Martín Vizcarra de vuelta a la Presidencia?

Previendo la dificultad de definir un nuevo Gobierno en pocas horas, y aún antes de la elección de Sagasti, integrantes del Partido Morado propusieron formalmente la posibilidad de anular la vacancia por incapacidad moral votada contra Vizcarra el 9 de noviembre.

La propuesta de la bancada morada implica que Sagasti, al tomar la titularidad de un gobierno “de transición”, convoque a una sesión para revocar la salida de Vizcarra y que tanto él como su gabinete retomen sus cargos de inmediato “para continuar con los esfuerzos contra la pandemia y la crisis económica”.

Te puede interesar:   Hombres violan en 'manada' a una menor en Argentina, pero el fiscal les reduce la pena por considerar que tuvieron un "desahogo sexual"

De todas maneras, puede que el Partido Morado desista de esta posibilidad si logra conformar un gabinete de Gobierno con aceptación en el Congreso.

Convocatoria a elecciones anticipadas

La posibilidad de convocar a elecciones inmediatas no es defendida por los principales partidos que participan de la negociación pero sí es un reclamo que ha aparecido en las manifestaciones populares desatadas tras la partida de Vizcarra.

Que el Tribunal Constitucional asuma la Presidencia

Es quizás una de las alternativas menos probables y de las que más sorprendió. Daniel Salaverry, presidente del Congreso hasta 2019 y precandidato a la Presidencia por Somos Perú, planteó en una entrevista con RPP Noticias que ninguno de los congresistas que actualmente ocupan el Poder Legislativo cuenta con el respaldo de la población.

Para Salaverry, la mejor salida institucional posible sería que la presidenta del Tribunal Constitucional, Marianella Ledesma, asuma de forma provisoria la Presidencia de Perú. Según el excongresista, Ledesma debería mantenerse en el cargo hasta el 28 de julio de 2021, fecha en que ingresaría el Gobierno que surja de los comicios de abril de 2021.

Si bien la designación de Sagasti es incompatible con esta salida, podría mantenerse como una alternativa viable en caso de que la Presidencia de Perú vuelva a sufrir una vacancia temprana.

Te puede interesar:   Periodistas extranjeros rechazan agresiones policiales durante protestas en Perú

Reformar la Constitución

De forma similar a lo ocurrido en Chile en 2019, las protestas desatadas en Perú hicieron que la posibilidad de una reforma constitucional apareciera pronto entre las reivindicaciones populares, signadas por el rechazo a la forma en que los partidos políticos han utilizado la institucionalidad.

Las propuestas pretenden modificar la Constitución de 1993, que sigue vigente en el país y que fue introducida por el entonces presidente Alberto Fujimori (1990-2000) luego del quiebre institucional que se conoció como el “autogolpe”. Esa Constitución incluyó, por ejemplo, la posibilidad de reelección presidencial —que sería eliminada en el año 2000— y estableció un modelo unicameral para el Congreso, que anteriormente constaba de diputados y senadores.

Ese reclamo popular fue tomado por el izquierdista Movimiento Nuevo Perú y su presidenta Verónika Mendoza, que inició una campaña para que en las elecciones del 11 de abril se incluya una “segunda urna” en la que también se decida si los peruanos quieren una nueva Carta Magna. “Esta crisis no empezó con la vacancia ni se resuelve con cambio de personas, necesitamos cambios de fondo para recuperar la democracia para la gente”, sostuvo Mendoza en su cuenta de Twitter.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba