Panorama

Creen legisladores aprueban “botín sin riesgo” en nueva ley de AFP

Por Manasés Sepúlveda Hernández

Como un “caramelo envenenado” y un “botín sin riesgo” consideran diversos sectores sociales, principalmente las centrales obreras, la reciente aprobación en la Cámara de Diputados de la ley que modifica el esquema de comisiones  aplicadas por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), ya que en realidad aumenta las ganancias y satisface las apetencias empresariales que ven en los fondos generados por las pensiones una especie de botín.

La legislación para las AFP también es considerada como una nueva estratagema del presidente Danilo Medina y la dirigencia empresarial ya que la legislación dispone una baja de un 25% de las ganancias a un 0.75%, sin embargo el porcentaje “rebajado” no será de las ganancias, sino de los fondos totales administrados, lo que constituye una suma astronómica y un gran negocio.

Economistas de la talla del Nobel Joseph Stiglitz, han señalado que el sistema de pensiones de la República Dominicana, al igual que el chileno es tan malo, que sólo Israel, Nigeria, Maldivas, Malawi, Kosovo y Australia tienen un modelo similar. Asegurando que con ese sistema “sólo ganaba el mercado financiero”.

Te puede interesar:   Compras en Cancillería plantean primer tropiezo en suministros del nuevo Gobierno

Fue aprobada casi por la totalidad de los presentes en la sesión de la Cámara de Diputados, con una votación 94 votos a favor y 5 en contra. Los diputados Pedro Botello del Partido Reformista Social Cristiano, Alexis Jiménez y Francisco Santos del Partido Revolucionario Moderno, Rosa Guzmán y Orlando Espinosa de la Fuerza del Pueblo y José Laluz del Partido de la Liberación Dominicana, fueron los únicos que votaron en contra.

Establece un esquema de ganancias de comisiones “gradual”.  En el año 2020 tendrá una comisión anual de hasta 1.20%, en el 2021 de 1.15%, en el 2022 de 1.10%, en el 2023 de 1.05%, en el 2024 hasta un 1% y en el 2025 0.95%, en el 2026 un 0.90%, para 2027 un 0.85%, en el 2028 un 0.80% y finalmente se fija en un 0.75% para el año 2029.

El meollo del asunto como dice el pueblo popularmente es el hecho de que en el esquema anterior a la nueva ley, las ganancias de las AFP eran el resultado de los ingresos que recibían.  Depender sólo de los ingresos constituía para estas empresas un dilema y dependencia de las fluctuaciones del mercado.  Ahora con la legislación recién aprobada, sus ingresos serán fijos y sin “sobresaltos”.

Te puede interesar:   Guillermo Moreno ve innecesaria actual prolongación del estado de emergencia

Las centrales sindicales ven que estos porcentajes al aplicarse a la totalidad de las ganancias serían un jugoso “botín empresarial” con la complicidad del Gobierno, ya que en el año 2022 los ingresos de las AFP serán de RD$10,000 millones y para el 2031 RD$20,000 millones.

Desde hace tiempo, el sector empresarial ve las pensiones como la obtención de recursos para la capitalización de sus empresas con bajo riesgo, por ser un dinero aportado por cada trabajador o empleado de manera fija y segura.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba