.

Creen informe OEA sobre colapso elecciones municipales de febrero dará de que hablar

Redacción/ ElCorreo.do

http://www.oas.org/documents/spa/press/Informe-Final-Auditoria-Republica-Dominicana.pdf

SANTO DOMINGO: Si bien el informe final de la auditoría de la Organización de los Estados Americanos (OEA) al colapso de las elecciones de febrero concluye en que no se encontraron rastros de maniobras fraudulentas, el mismo no estará exento de polémica.

De entrada, el expresidente Leonel Fernández adelantó, prima facie, su opinión de que hay elementos imputables a la Junta Central Electoral por haberse empecinado en la implementación de un software desarrollado por sus técnicos sin que ese fuera su papel.

Fernández opinó que la JCE nunca hizo caso a las recomendaciones de una auditoría previa a los equipos y al software antes de las elecciones para verificar la integridad del mismo.

Recordó que fue la misma negativa que mantuvo la JCE cuando se le solicitó la auditoría antes de las primarias internas del Partido de la Liberación Dominicana que fueran denunciadas por él como viciadas.

“Siempre dije que el voto automatizado era un paso de avance, pero que eso debía ir acompañado de una serie de medidas que le JCE nunca quiso implementar a pesar de las recomendaciones”, dijo el líder del partido Fuerza del Pueblo, quien aclaró que no ha estudiado completo el informe de la OEA.

Te puede interesar:   Panorama electoral para Gonzalo es tétrico, según Asisa: más del 65% lo rechaza

La OEA, que hizo público el informe este martes, señala que falla que provocó el colapso de las  municipales de febrero fue un defecto del software

En sus conclusiones, la comisión que realizó la auditoría a los equipos del voto automatizado, citó 15 razones para que la plataforma colapsara, explicando que “la causa raíz del primer incidente, fue la ejecución de un proceso de personalización de urnas carente de un adecuado control de integridad de la información, debido a un defecto del software.

“Las dudas surgidas a raíz del fallo de los equipos que se utilizarían en las pasadas suspendidas elecciones  municipales del 16 de febrero último, no fueron causadas de manera premeditadas por ninguno de los actores que participarían en el evento cívico”, señala el informe.

Según la OEA, fueron analizados los antecedentes, registros de auditoría especiales, configuraciones, control perimetral e informes de seguridad y no se hallaron evidencias de ataques externos.

“Una vez concluidas las tareas de auditoría en campo y las entrevistas, se analizaron los resultados obtenidos junto a los indicios y evidencias que surgen de la investigación, pudiendo concluir que no se hallaron indicios de sabotaje”, agrega.

Te puede interesar:   ¿Quién es el miembro del CP del PLD que, con salario de RD$200,000, habría adquirido propiedades urbanas por un millón 300 mil dólares?

El informe, de 249 páginas de texto y gráficas, señala que “el tenor de las fallas y el estado en que se presentaba la oferta electoral (incompleta), no es compatible con un intento de fraude, por lo que se descarta tal intencionalidad”.

“El diseño, desarrollo, prueba y liberación del sistema de voto automatizado, es facultad del área informática de la Junta Central Electoral, así como la ejecución del proceso de personalización de las urnas (incluyendo los recursos humanos y redes involucradas en el mismo). Tanto la materialización de la falla (producto de un defecto de software), que afectó la integridad y la disponibilidad de la información, como el despliegue de equipos en esas condiciones, es por lo tanto responsabilidad de la Dirección de Informática”, indica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba