Nacionales

Coronavirus y represión a pocos días de elecciones enrarecen panorama político

Redacción/ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: Profunda preocupación genera el comportamiento de las autoridades frente a los intentos ciudadanos de protestar en reclamo de un derecho o para denunciar algún mal que nos afecta a todos.

Es el caso de decenas de jóvenes que el pasado domingo 14 de junio intentaron protestar frente a la Junta Central Electoral (JCE) y fueron impedidos por tropas mixtas de la Policía y el Ejército Nacional, bajo el alegato de falta de permiso.

Al lugar se presentaron agentes de la Policía Nacional alegando que no es permitido realizar estas actividades debido al llamado de aislamiento social por la presencia del coronavirus en el país.

También el domingo 14 de junio se produjeron violentos enfrentamientos entre agentes policiales y moradores del barrio 27 de Febrero.

El choque se produjo cuando agentes policiales intentaron disuadir a un grupo de jóvenes que compartían, sin guardar la distancia que establecen las medidas de cuarentena por la pandemia del Covid-19, en la calle 15 a esquina calle 8 del referido sector.

Te puede interesar:   Última encuesta permitida por ley electoral asegura habrá segunda vuelta el 26 de julio

Los agentes acusaron a los jóvenes de violar las medidas de distanciamiento social. Los jóvenes alegaron que aún no eran las ocho de la noche, hora de inicio del toque de queda. Los agentes le insistieron en que debían guardar la distancia.

El ambiente se puso tenso, los jóvenes respondieron agrediendo a la policía lanzando piedras y botellas. La policía respondió a bombazos lacrimógenos y tiros al aire.

Varios fueron detenidos y conducidos a destacamentos policiales.

Otros jóvenes que intentaron protestar en el monumento a la trinitaria, en la calle Josefa Brea, esquina avenida 27 de febrero, en la capital, en reclamo del 30 por ciento de las AFP fueron reprimidos al ser detenidos y se les impidió manifestarse.

El pasado día 9 de junio mujeres del populoso sector de Capotillo, en el Distrito Nacional, se lanzaron a las calles para rechazar la penetración de policías a sus hogares sin la autorización de órdenes judiciales, violentando sus derechos ciudadanos.

Lo preocupante del caso es que la escalada represiva se produce a escasos días de la celebración de las elecciones presidenciales y congresionales el 5 de julio.

Te puede interesar:   Pelegrín Castillo advierte complicaciones futuras por la crisis sanitaria

Pero también todas estas protestas han sido pacíficas, sin embargo, a los partidos políticos, principalmente al gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD), se les permite las aglomeraciones y las violaciones sanitarias establecidas por las autoridades para evitar el contagio del coronavirus.

Los crecientes, rechazados y muy cuestionados abusos policiales, violatorios de los derechos humanos, de la Constitución de la República y de las leyes, estimulan, pobladas comunitarias y el rechazo generalizado en diferentes comunidades de la Republica dominicana.

Pero esta escalada represiva no es casual porque ha ido incrementándose desde las suspendidas elecciones del 15 de febrero cuando la juventud consciente se lanzó a las calles a protestar contra la decisión de suspensión de las elecciones municipales, creando tensión en la población.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba