Salud

Coronavirus: pacientes que padecen el COVID-19 pueden ser traicionados por su sistema inmune

Fayer Wayer

Parece que los infectados por el coronavirus podrían presentar más problemas de los que teníamos pensado inicialmente y es gracias al sistema inmune.

El coronavirus ha puesto en jaque a la humanidad gracias a su rápida expansión por todo el mundo. Es por eso que se buscan maneras de eliminarlo y se investigan todavía sus efectos en el cuerpo humano. Es esto último es de lo que hablaremos a continuación.

Un problema que nadie vio venir

El coronavirus ha demostrado actuar de distintas maneras en el cuerpo humano. Mientras que hay personas que pueden desarrollar neumonía, hay otras personas que no presentan ningún síntoma en absoluto.

Pero parece que hay un problema que no se había descubierto hasta ahora: el coronavirus puede hacer que tu sistema inmune te ataque a ti mismo.

El problema ocurre porque en la mayoría de las enfermedades, cuando el sistema inmune logra derrotar a la enfermedad, este se calma. Pero hay casos relativos al COVID-19 en donde esto no pasa de la misma manera.

Te puede interesar:   Así es cómo puedes restablecer tu sistema inmune tras la cuarentena

De acuerdo al Dr. Randy Cron de la Universidad de Alabama, parece que al menos en un 15% de los pacientes que se recuperan del coronavirus, su sistema inmune continua activo sin tener un virus al cual atacar.

La manera en que esto afecta al cuerpo es porque el sistema inmune continúa enviando citoquinas, pero al no tener un objetivo en específico al cual atacar, estas comienzan a causar daños en distintos órganos. Esto es conocido como una tormenta de citoquinas.

De esta manera el hígado, los pulmones y otros órganos del cuerpo pueden verse afectados. Ya que se pueden desarrollar enfermedades como Lupus o enfermedad de Still.

Y aunque parece que esto es bien conocido entre la comunidad médica, parece que no muchos sabían sobre la existencia de las tormentas de citoquinas. Afortunadamente hay exámenes y tratamientos para este tipo de reacciones y aunque puede ser letal, también puede ser tratable.

Fuente: The New York Times.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba