Nacionales

Contagio de bebés con el COVID-19, otro eslabón del problema sanitario

Redacción/ ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: Con la inclusión de decesos infantiles infectados por el COVID-19 se agrega un nuevo eslabón al problema sanitario que afecta la República Dominicana, por la novedad de desconocerse si el protocolo en adultos puede aplicarse en bebés y adolescentes.

Conforme el último boletín de novedades del coronavirus ofrecido este domingo por el ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, en el país se ha registrado el fallecimiento de cinco niños, y el total de infantes afectados por la enfermedad asciende a 263. El funcionario dijo, además, que del total de casos 168 se han recuperado.

La Sociedad Dominicana de Pediatría ha advertido sobre el incremento de niños con Coronavirus en el país, señalando que se deben redoblar las medidas de higiene para proteger la salud de los infantes.

Entiende que las medidas de distanciamiento se deben incrementar, para evitar que los infantes tengan el menor contacto posible con personas externas, y en caso de tener que sacarlos de sus hogares, tomar precaución.

Te puede interesar:   Funcionarios siguen ruta de denuncias; esta vez sector eléctrico golpea pasada gestión CDEEE

La situación es complicada

A principios de marzo se conocieron en España los primeros casos de Covid-19 en niños, situación que alarmó a los especialistas españoles que observaron en primera persona la manera en la que enfermedad afecta a los más pequeños, y adaptando la respuesta asistencial con protocolos en continuo cambio.

Al respecto, el doctor José Tomás Ramos, presidente de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica y pediatra del Hospital Clínico de Madrid, aseguró que en ese momento había datos muy claros de que no solo se infectan por igual que los mayores, sino que pueden transmitir la infección a los adultos aunque sean asintomáticos, lo que puede tener consecuencias devastadoras.

“En los casos leves no se hacen test y no se detectan, solo ese uno por ciento que presenta más problemas, y que pueden ser graves”, advirtió.

Hasta entonces no había datos concluyentes sobre esta afectación menor, aunque la impresión de los especialistas, que recogió Cristina Calvo, portavoz de la Asociación Española de Pediatría y jefe de sección de Enfermedades Infecciosas en Pediatría del Hospital La Paz, fue que era posible que los pequeños tuvieran alguna inmunidad a partir de otros coronavirus que circulan, aunque era pura intuición.

Te puede interesar:   Diputados aprueban otros 45 días de extensión del estado de emergencia

Otro detalle

Junto a esta sintomatología más leve, otro detalle que ven en el hospital es que en caso de que la enfermedad les haga empeorar lo hacen ligeramente antes que los adultos, alrededor del quinto día.

Todos estos especialistas analizaron la ‘Salud del niño y adolescente en tiempos de la COVID-19 en una sesión de formación online, organizada por la Asociación Española de Pediatría con el apoyo de la compañía GSK.

La señora Calvo explicó el perfil de los niños a los que se les realizaba la prueba una vez que presentaron sintomatología, significando que generalmente se ha de hacer el test a aquellos pacientes con síntomas respiratorios y factores de riesgo, o a pacientes con fiebre o clínica respiratoria.

También expuso que se debía estudiar en niños con evidencia radiológica de neumonía, aunque se encontrasen bien, y a los neonatos con fiebre, en el grupo de alto riesgo.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba