.Nacionales

Consideran incorrecto Gobierno RD se involucre en la guerra comercial de Estados Unidos y China

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Una de las muchas razones por las cuales el Partido Revolucionario Moderno (PRM) ganó en los tres niveles de votación fue por el deseo de la población de renovar la conducción del Estado en sentido general.

Sin embargo, como hijo legítimo del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) del internacionalista José Francisco Peña Gómez, al llegar al poder muchos de sus planteamientos quedaron borrados de la agenda a ejecutar presentada al electorado.

Se analiza que no es la primera vez que el PRD (ahora PRM) se distancia de su historia. Ejemplo de ello fue lo ocurrido en el Gobierno del presidente Antonio Guzmán, el pueblo se hizo la ilusión de que de manera inmediata, la República Dominicana y Cuba restablecieron sus nexos diplomáticos y comerciales.

Pero la geopolítica existente pesó más que el “revolucionariosmo” inyectado por el líder del partido blanco porque eran tiempos de guerra fría de dos frentes hegemónicos: Estados Unidos y la desaparecida Unión Soviética.

La presunción de cambio también fue notada por el fenecido líder de la revolución cubana, Fidel Castro, quien le reprochó a Peña Gómez el hecho de que pese a que el presidente Joaquín Balaguer representaba el conservadurismo, mantuvo una posición más cercana con su país, que el PRD.

Ese sentimiento de “agradecimiento” de Fidel hacia Balaguer, quedó demostrado durante la visita al país, realizada por el líder cubano en agosto de 1998, la primera desde que asumió el poder el primero de enero de 1959.

El presidente de entonces era el joven Leonel Fernández, en su primera administración del PLD, “gracias al apoyo de Joaquín Balaguer a través del denominado Frente Patriótico”, que cerró el paso a Peña Gómez.

Te puede interesar:   El ejemplo del derrocado presidente Juan Bosch; anticipó que no robaría dinero del pueblo

En esa gestión fueron restablecidas las relaciones formales del país con Cuba, las que se mantienen hasta ahora.

¿Ha habido cambio?

Los predicamentos del PRM en el área de política exterior eran de respeto extremo a la autodeterminación, pero tan pronto la organización fue declarada vencedora de la contienda cívica del 5 de julio último, todo ha venido cambiando.

El primer indicio de ello fue “el boche” del presidente perremeismo – no así el líder- José Ignacio Paliza al encargado de Asuntos Internacionales de la entidad, Jesús Feris Iglesias, por felicitar una organización a la que está afiliado el PRM.

El gran pecado de este último fue enviar una carta de felicitación al Foro de Sao Paulo por motivo al 30 aniversario de su fundación, alegando que la misma “contradice la posición política y pragmática del PRM”.

Se pensaba que con la victoria del PRM marcaría el fin de un ciclo en la historia política dominicana, después de 16 años de gobierno consecutivo del PLD, pero en cierta forma vuelve paulatinamente la decepción.

El tema chino

En su primer discurso a la nación como presidente Abinader, sin mencionar a China, delineó lo que sería su política exterior, destacando que fortalecería las relaciones comerciales con Estados Unidos, nación a la que considera el principal socio -como lo es- del país.

Tal vez el planteamiento pudo ser más que cualesquiera otras razones, por prudencia, ya que la administración que relevó había dejado candente su relación con los Estados Unidos debido justamente a la sustitución de nexos de Taiwán por China Popular.

Te puede interesar:   Reportan la muerte por coronavirus de cuatro agentes policiales

De ahí en adelante, sólo él (Abinader) parece estar autorizado para tratar el tema de los vínculos diplomáticos y comerciales del país, con la potencia asiática.

Tal y como reseñó esta semana Elcorreo.com, como para que lo escuchara con claridad Estados Unidos, Abinader, ratificó la agenda exterior del gobierno, a través de su primera entrevista internacional concedida en septiembre al periodista Camilo Egaña, de la cadena de noticias estadounidense CNN en español.

“Nuestro gobierno mantendrá las actuales relaciones diplomáticas y comerciales con China, y cualquier inversión de empresarios chinos en el país sería bienvenida, siempre que no sea en sectores estratégicos de la seguridad nacional”, adujo.

Red limpia

Por eso, a pocos les sorprendió los piropos, pero también advertencias del gobierno estadounidense hacia la nueva gestión del presidente Abinader.

El martes último, en una movida estratégica para limitar las relaciones entre China y el país, se produjo una reunión de alto nivel en el Palacio Nacional, durante la cual el subsecretario de Estados Unidos, Keith Krach, anunció el ingreso del país a la llamada “Red limpia”.

Con este pacto, se dijo, la República Dominicana “salvaguarda la seguridad nacional, excluyendo la tecnología china 5G a suplidores que sean considerados de alto riesgo”.

Desde luego, esta decisión fue criticada por diferentes sectores de la vida nacional, al entender que “el cambio prometido no se ha visto en el litoral de la política exterior”.

Te puede interesar:   Choque de opiniones entre actual ministro administrativo de la Presidencia y anterior por debate sobre segunda mayoría

“Ni Balaguer, Guzmán, Salvador, Leonel, Hipólito ni Danilo se involucraron en la guerra político-económica que ha sostenido Estados Unidos con la Unión Soviética cuando era socialista ni China”, opinaron entendidos.

Políticos critican política exterior

Ante el evidente involucramiento del Gobierno dominicano en la confrontación de las dos principales potencias económicas del mundo, la dirigencia política local ha cuestionado su accionar de las últimas semanas y rechazado sus decisiones.

Para el secretario general del Movimiento Izquierda Unida, Miguel Mejía, la actitud del Gobierno se trata de “un paso político temerario y una actitud cuando menos fuera de tiempo y lugar”.

El presidente de Alianza País, Guillermo Moreno, por igual consideró inaceptable la decisión del Gobierno de despreciar públicamente las inversiones de China en telecomunicaciones, aeropuertos y puertos marítimos.

Al respecto, definió como lesiva a los intereses dominicanos y contradictoria con la postura a favor de promover las inversiones en el país que proclama el jefe de Estado.

Moreno expresó que el actual Gobierno debe reflexionar sobre el curso de su política internacional, la cual es “contraria a la Constitución de la República, contraviene resoluciones de las Naciones Unidas, afecta la imagen del país y pone en peligro el turismo”.

De su lado, el secretario de Asuntos Internacionales del Partido de la Liberación Dominicana, Julio César Valentín, cuestionó el anuncio de limitar la inversión china a sectores no estratégicos por priorizar la alianza con Estados Unidos.

A su juicio, con esa decisión “se vulnera la soberanía y la libre determinación del Estado dominicano, que son principios rectores de las relaciones internacionales”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba