Panorama

Con poder casi de primer ministro, desde el 2004 Danilo instaló su gente a controlar empresas eléctricas

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Aun antes de ser presidente de la República, Danilo Medina ya tenía posicionado a uno de sus hombres de confianza en el sector eléctrico, Rubén Jiménez Bichara, quien regenteaba Edeeste luego de ser designado el 6 de septiembre del 2009 por el presidente Leonel Fernández (2004-2012).

Tres años después, el 17 de agosto del 2012, el investido presidente el día anterior nombró a Bichara vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), y pasó a ser hombre clave en la contratación y constitución de la termoeléctrica Punta Catalina.

Bichara, contador público autorizado, estuvo ocho años al frente de la CDEEE, hasta el 16 de agosto pasado, cuando asumió el nuevo gobierno de Luis Abinader, del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

Siguiendo esa misma línea, Medina designó el 20 de agosto del 2012 al ingeniero Julio César Correa, miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), como nuevo gerente general de Edenorte, cargo que ocupó hasta agosto del 2020.

Te puede interesar:   Analizan conductas de Jorge Blanco y Danilo Medina: prefirieron la derrota de sus partidos por revanchismo

Con el cambio de autoridades, el gobierno nombró al frente de Edenorte al ingeniero Andrés Cueto Rosario, presidente del PRM en Santiago, quien al ser posicionado el 18 de agosto, denunció que Correa dejó un déficit financiero de $116 mil millones de pesos, lo que calificó como “una conducta del accionar de la administración pasada”.

En el caso de Edesur, era dirigida por otro seguidor político de Danilo, el ingeniero Rubén Montás, hermano del presidente interino del PLD, Juan Temístocles Montás, designado en el cargo el 13 de febrero del 2013, tras destituir al ingeniero Hipólito Núñez, quien duró apenas unos meses.

Unos cuñados insaciables

La investigación sobre corrupción administrativa realizada por la periodistas dejó al descubierto “el apetito insaciable y devorador” que se atribuye a los señores Maxy y Alexander Montilla Sierra, cuñados de Medina, quienes, conforme a documentos presentados, convirtieron al sector eléctrico en una especie de empresa familiar en la que igual que el ahora “pulpito” Alexis Medina, vendían todo lo que se moviera o funcionara con energía eléctrica, aparte de que también ofertaban la electrificación de zonas rurales.

Te puede interesar:   Vocero diputados del PRM niega candidato a Defensor del Pueblo haya sido preseleccionado

Las copias de contratos irregulares tienen como centro de operaciones las Empresas Distribuidoras de Electricidad ( Edenorte, Edesur, Edeeste), incluyendo la Unidad de Electrificación Rural y Suburbana (UERS), donde recibieron la suma RD$7,000 millones.

“Maxy logró, sólo en Edenorte y Edesur, casi 80 acuerdos que ascienden a más de RD$6,000 millones entre 2013-2020”, según la información colgada en el portal de Compras y Contrataciones Públicas.

Maxi se defiende

Hermano de la ex primera dama Cándida Montilla, Maxi Montilla admitió el pasado miércoles que sí hace negocios con las distribuidoras de electricidad desde 2004 y no dejó de hacerlos cuando su cuñado Danilo fue presidente del país porque la Ley de Compras y Contrataciones Públicas no se lo prohíbe.

Asimismo,  Montilla aclaró que las Edes no eran dirigidas por familiares suyos y que antes de que Danilo llegara al poder en el 2012, ya había vendido más de 2 mil millones de pesos en productos eléctricos a esas empresas.

El hombre de negocios refirió que una muestra de que sus tratos eran ilícitos es el hecho de que sus empresas están a su nombre y sus cuentas bancarias están en el país, por lo que entiende que no tiene nada que ocultar.

Te puede interesar:   Periodista y diplomático Juan Bolívar Díaz cree no solo los políticos son responsables del atraso institucional dominicano

El empresario asegura que desde que se divulgó el programa “El Informe con Alicia Ortega” y empezaron los cuestionamientos públicos sobre su persona, ha tratado de comunicarse con el Ministerio Público para ponerse a su disposición, a los fines de demostrar la legalidad de sus negocios, pero que hasta el momento los esfuerzos han sido infructuosos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba