Panorama

Compras en Cancillería plantean primer tropiezo en suministros del nuevo Gobierno

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: Las contrataciones públicas se han convertido en el primer tropiezo del nuevo Gobierno, esta vez con la revelación de que un sobrino del canciller Roberto Álvarez ha ganado dos adjudicaciones de esa institución desde que asumió el cargo, aunque en el pasado también había sido suplidor del Estado.

Antes se produjo el escándalo sobre la declaración jurada de Kimberly Taveras que terminó con su pedido de licencia para responder a la justicia.

Los contratos

Sobre los contratos, Noticias SIN publicó que a menos de un mes de la llegada del ministro Álvarez a Cancillería, el 14 de septiembre, la empresa de su sobrino, Waterlux Enterprises SRL, ganó la licitación por 116,500 pesos para la contratación de “Servicio de catering, alquiler y decoración de cristalería, cubertería, sillas, mesas, manteles, platos, bambalinas, palmas y centro de mesa. Este servicio incluye transporte”.

También que, previamente, el 28 de agosto, la empresa de Petronio Alejandro Guzmán Álvarez ganó la contratación para el servicio de alquiler y decoración para uso del MIREX, esta ascendía a 25 mil pesos.

Te puede interesar:   Marino Collante dice ahora que no amenazó empleados públicos

Y que la más reciente es la adjudicación es una contrata para prestar “servicio de catering y alquileres para la actividad quincuagésimo periodo ordinario de sesiones de la OEA”. Esta por un monto de 146 mil pesos y adjudicada este lunes 19 de octubre.

La Dirección General de Compras y Contrataciones Públicas informó que investiga la denuncia hecha por José Martínez Brito, quien aseguró que una empresa propiedad de un sobrino del canciller es la principal suplidora de la institución.

Otros escándalos

Pero no es la primera vez que el nombre Petronio Alejandro aparece en casos controversiales.

La línea de crédito con que se manejaban las extorsiones a contratistas de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), aparece a su nombre, según reveló Cristian Rojas tras el escándalo ocasionado luego de que un ingeniero se suicidara en la sede de la institución.

El joven también fue mencionado en 2005 como accionista de una discoteca clausurada luego de que dos jóvenes murieron intoxicados durante un concurso. Se trata del establecimiento nocturno Blanc Dance and Louge, ubicado en la Plaza Andalucía II, de Piantini.

Te puede interesar:   Presupuesto aguarda opinión del Consultor Jurídico sobre pagos irregulares en Obras Publicas y OISOE

Reportes de prensa de esa fecha indican que la discoteca estaba registrada por una constitución de compañía y que tenía como accionistas a Borrell Vega, José Juan Jacobo Rodríguez, Petronio Alejandro Guzmán Álvarez, Julián Omar Fernández Figueroa, Omar Elías Rodríguez y Francisco José Elías Rodríguez, quienes fueron interrogados en torno al caso.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba