Transparencia

Cierre OISOE podría sepultar caso mafia precipitó suicidio del arquitecto David Rodríguez

Por Suanny Reynoso

Redactor/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: El cierre de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE) dispuesto por el presidente Luis Abinader a partir de agosto pasado, podría dejar enterrado el caso del suicidio del arquitecto David Rodríguez y de la red mafiosa que operó en esa institución en el primer Gobierno de Danilo Medina (2012-2016).

El 25 de septiembre del 2015, el profesional Rodríguez, acosado por una mafia de prestamistas que sobornaba a lo interno de esa institución, se dio en tiro en un baño de la entidad, en la gestión de Miguel Pimentel Kareh, dejando una nota explicativa con los motivos de su fatal decisión.

En la nota acusatoria el finado involucraba a los hermanos José Miguel Florencio e Hildania Florencio, dos personas muy poderosas vinculadas al entonces presidente Medina, sindicados como los actores principales de la mafia de prestamistas que operaba en la OISOE.

A raíz del suceso que conmovió la sociedad, se hizo una investigación en la que fueron interrogadas varias personas, encabezadas por el propio Pimentel Kareh, pero sólo cuatro de ellas resultaron sometidas a los tribunales, dos de las cuales guardan prisión en el penal de La Victoria, en tanto los principales sindicados fueron dejados fuera del expediente.

Te puede interesar:   Una olla de grillos destapada por Ito Bisonó envuelve a Temo, Toca y Lizardo en dudosa compra-renta edificio MICM

Posteriormente, el 18 de julio del 2017, el Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional conoció el caso OISOE y condenó a seis y cinco años de prisión a esas cuatro personas acusadas de extorsión, lavado de activo, usurpación de funciones y asociación de malhechores en perjuicio del Estado dominicano y de los parientes de la víctima.

Asimismo, el tribunal condenó a cinco años de prisión a Julio Rafael Pérez Alejo, Joel Soriano y Juan Ernesto Romero Pérez.

Mientras que Alejandro Isidoro de los Santos, quien era el encargado del Departamento de Edificaciones Escolares de la OISOE, le impuso seis años de reclusión.

Tras conocer el fallo, la viuda del arquitecto, la señora Pilar Montilla, no quedó satisfecha con la sanción, expresando que aspiraba a una condena de 20 años de prisión, tras considerar que los implicados en el expediente fueron los responsables de que su esposo se suicidara.

Para el abogado Eddy De Gracia, coordinador de la Alianza Ciudadana, la investigación fue festinada para encubrir el entramado mafioso dirigido por los hermanos José Miguel e Hildania Florencio, quienes nunca fueron sometidos a la justicia, no obstante haber sido señalados por el suicida como los responsables de su acción.

La entidad de la sociedad civil pide una nueva investigación que pueda responder a las denuncias de un grupo de ingenieros de San Juan de la Maguana en torno a la remodelación del hospital Darío Contreras y la compra irregular de equipos médicos sin licitación, según un informe de auditoría realizada por la Cámara de Cuentas.

Te puede interesar:   La directora de Savica también es suplidora del Gobierno; le asignan contratos por más de 665 millones

Las evidencias

Para fundamentar su pedido de nueva investigación, la Alianza Ciudadana sostiene que tras los hechos, la Procuraduría General de la República, entonces dirigida por Francisco Domínguez Brito, realizó varias investigaciones en contra de Pimentel Kareh y Florencio, quienes no resultaron sometidos a la justicia contrario a lo acontecido con Pérez Alejo, Soriano y Romero Pérez, quienes se encontraban bajo la dirección de este último.

Añade que producto de esas indagatorias afloraron una serie de irregularidades y conexiones que evidenciaban la existencia de una red mafiosa al interior de la institución dedicada a extorsionar a contratistas de obras víctimas de múltiples maniobras.

Los ingenieros denunciaron que las presiones eran dirigidas por Florencio, quien controlaba el desarrollo de las obras incluyendo el retraso y paralización de los pagos de cubicaciones a cambio de un porcentaje de su monto.

Hildania  y José Miguel

Alejo Pérez, uno de los interrogados tras el suicidio del arquitecto, señaló a Florencio Estévez como la persona que facilitaba dinero para los préstamos a los ingenieros

Te puede interesar:   El Gobierno de Medina ha entregado a empresa de Gonzalo más de 535 millones de pesos durante crisis sanitaria

Asimismo, un subalterno suyo, Alejandro de los Santos, era quien entregaba los recursos, dejando evidenciada la existencia de una red mafiosa que se propulsaba desde dentro de la OISOE.

De acuerdo a informaciones, la Dirección Técnica de la OISOE era controlada por Hildania Florencio, quien se desempañaba como empleada de la unidad dirigida por su hermano José Miguel.

La mafia hacía supuestos préstamos a los contratistas, los obligaba a comprar materiales de construcción en sus empresas, imponiendo los precios que ellos disponían y exigiendo comisiones.

Se afirmó en el curso de la investigación que cuando contratista terminaba la obra se daba cuenta de que no le quedaba nada y que estaba muy endeudado hasta el cuello con los mismos prestamistas por haber firmado contratos de préstamos y deudas de materiales.

Fue esta situación la que llevó al arquitecto Rodríguez, desesperado y acorralado por la presión de esa mafia, a darse un tiro en un baño de la OISOE.

Tras el suicidio, la única medida tomada por el entonces presidente Danilo, fue designar un nuevo director en la institución sin que hasta la fecha se hayan revelado los detalles del escabroso caso que involucraba a los hermanos Florencio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba