Tecnología

Científicos crean diamantes hexagonales que son más rígidos que los naturales

En su experimento, los investigadores usaron pólvora y gas comprimido para impulsar pequeños discos de grafito a una velocidad de unos 24.000 km/h sobre un material transparente.

RT

MOSCÚ.- Investigadores de la Universidad Estatal de Washington (WSU, por sus siglas en inglés), comprobaron que los diamantes hexagonales creados en laboratorio tienen una mayor rigidez que los cúbicos hallados en la naturaleza y que se utilizan en trabajos de joyería.

El experimento fue realizado por científicos del Instituto de Física del Choque de la WSU, quienes se encargaron de crear diamantes hexagonales lo suficientemente grandes como para poder medir su rigidez a través de ondas sonoras, publicó Physical Review B.

En ese sentido, el director del instituto, Yogendra Gupta, explicó que los diamantes hexagonales “producidos mediante experimentos de compresión por impacto” son “significativamente más rígidos y resistentes que los de gemas normales”.

Los científicos usaron pólvora y gas comprimido para impulsar pequeños discos de grafito a una velocidad de unos 24.000 kilómetros por hora sobre un material transparente. Según se indicó, el impacto generó ondas de choque en los discos que rápidamente los transformaron en diamantes hexagonales.

Te puede interesar:   VIDEO: En España ya se fabrica biocombustible para aviones

Tras el impacto, produjeron una pequeña onda de sonido y utilizaron láseres para medir su movimiento a través del diamante. Como el sonido se mueve más rápido a través del material más rígido, al compararlos comprobaron que en los creados en laboratorio el movimiento era más veloz.

Así verificaron la rigidez del elemento artificial, es decir, su capacidad para resistir a la deformación bajo una fuerza o presión. En cambio, la dureza es la resistencia a las deformaciones superficiales. Según Travis Volz, autor principal del estudio, los materiales que son más rígidos generalmente son más duros, cualidad que ocurriría también con estos diamantes, aunque esto no haya sido medido específicamente.

“Los diamantes han sido utilizados durante mucho tiempo en brocas, por ejemplo. Dado que descubrimos que el hexagonal es probablemente más duro que el diamante cúbico, podría ser una alternativa para el mecanizado, perforación o cualquier tipo de aplicación en la que se utiliza el diamante cúbico”, explicó Volz.

Te puede interesar:   ¿Qué es la tecnología de impulsores genéticos y por qué pone a la biodiversidad en riesgo?

Yogendra Gupta agregó que es posible que algún día los diamantes hexagonales sean usados en anillos y aunque los cúbicos hechos en laboratorio tienen un valor menor que los naturales, los de seis caras podrían generar más interés.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba