Tecnología

Científicos alemanes optan por anticuerpos artificiales en la lucha contra el COVID-19

"Hay muchos métodos diferentes para crear artificialmente los anticuerpos. Pero el mayor desafío es encontrar los que realmente neutralizan el virus".

Sputnik

MOSCÚ.- Un grupo de científicos de Alemania selecciona anticuerpos que bloquean el SARS-Cov-2 y así previenen la infección. Es útil principalmente para formas graves de la enfermedad, pero también como medida preventiva para grupos de riesgo. Sin embargo, se necesitan más pruebas para que el tratamiento sea eficiente.

Las formas graves de COVID-19 se desarrollan cuando los propios anticuerpos de la persona infectada llegan demasiado tarde.

Entonces, los anticuerpos introducidos artificialmente asumen el papel del sistema inmunológico no activado y limitan la propagación del virus.

La compañía de biotecnología Yumab y la Universidad Técnica de Braunschweig en Alemania, crearon 6.000 anticuerpos para que un grupo de investigadores comprobara si se conectan a la llamada proteína de punta a través de la cual el virus entra en las células del cuerpo.

“Hay muchos métodos diferentes para crear artificialmente los anticuerpos. Pero el mayor desafío es encontrar los que realmente neutralizan el virus”, explicó a Sputnik Ulfret Rand, científico del Centro Helmholtz para la Investigación de Enfermedades Infecciosas.

Te puede interesar:   Casi 3 millones de personas más piden el subsidio por desempleo en EE.UU. y el país suma ya más de 36 millones de parados

“Es importante que esta proteína no solo se conecte, sino que realmente no pueda entrar más en las células”, explicó el investigador.
Los científicos aseguran haber seleccionado los anticuerpos que se distinguen particularmente por sus efectos.

Sin embargo, el trabajo de los investigadores aún no ha terminado.

“Por el momento, esperamos poder seleccionar cinco anticuerpos para la última etapa de clasificación. Porque el tratamiento eficaz requiere no solo un anticuerpo, sino todo un cóctel de sus diversos anticuerpos, porque el virus logró dividirse en muchas cepas mutadas”, señaló Ulfret Rand.

Según el científico, es un desarrollo normal de cada virus.

“Los primeros virus de Wuhan, por ejemplo, difieren ligeramente de los que se aislaron más tarde en Ishgl (un centro de esquí en Austria)”.

Y esos cambios seguirán produciéndose mientras continúe la pandemia.

“Tenemos diferentes cepas aisladas en nuestro laboratorio: de Zagreb, Ischgl, Tirol del Sur, Munich y Berlín, y podemos probarlos para ver si los anticuerpos pueden reconocer pequeños cambios que ocurren con el tiempo en el virus. En este caso, es importante utilizar combinaciones de anticuerpos para poder neutralizar un virus ligeramente mutado en el futuro”, afirmó el científico alemán.

Te puede interesar:   Desarrollan una nueva membrana hidrófoba para mascarillas que puede parar los patógenos del covid-19

Sin embargo, el camino hacia la inmunoterapia aún será largo, porque no solo es necesario seleccionar candidatos efectivos, sino también llevar a cabo ensayos clínicos.

“Se tardará de seis a nueve meses, y también depende de las agencias reguladoras y de los resultados de la investigación clínica”, explicó Rand.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba