Salud

Células T modificadas genéticamente pueden sobrevivir y matar al cáncer

por La Verdad

MÉXICO.- Científicos han demostrado que las células T son capaces de prosperar y matar al cáncer varios meses después de ser manipuladas.

Un grupo de investigadores del Centro de Cáncer Abramson de la Universidad de Pennsylvania (EEUU) en coordinación con el Instituto Parke, revelaron que las células T pueden sobrevivir a un proceso de edición genética en la que pueden sobrevivir y acabar con el cáncer en pacientes enfermos.

El ensayo clínico fase I (valida la seguridad de un fármaco) publicado en Science, indica que este tipo de células sometida a una múltiple de edición genética con la técnica CRISPR puede acabar con el cáncer en pacientes meses después de su fabricación.

Estudio

El ensayo se realizó con tres pacientes de 60 años que padecían cánceres avanzados (mielomas múltiples y sarcoma metastásico), no que no respondían a tratamientos estándar.

Según los investigadores, los datos de estos pacientes demostraron dos cosas importantes que, hasta donde sabemos, nadie ha demostrado antes.

Te puede interesar:   10 mil vacunados con antiCOVID de prueba, entre ellos niños

De acuerdo con Carl June, del Centro de Cáncer Abramson: se puede realizar con éxito múltiples ediciones con precisión durante la fabricación, de tal manera que tienen una capacidad sostenida para atacar y matar tumores.

La investigación liderada por Simon F. Lacey, tal parece que está estrechamente relacionado con la terapia celular CAR T, una terapia que ayuda al sistema inmunitario de un paciente a reconocer, atacar y destruir las células tumorales pero con algunas diferencias clave.

La terapia CAR T consiste en poner una proteína para que el linfocito o la célula receptora tenga una diana que le lleve adonde tú quieras, pero este grupo ha ido más allá y, antes, realiza un paso clave: le quita las vías de señalización para que tenga menos frenos y pueda ser más efectivo”, explica a EFE Antonio Pérez Martínez, jefe de oncología pediátrica en el Hospital La Paz de Madrid.

En una tercera fase de edición, los investigadores eliminaron la señal PD-1, un punto de control natural que a veces bloquea a las células T para que no hagan su trabajo.

Te puede interesar:   Agencia de salud pública de EE.UU. alerta de una segunda ola de coronavirus que podría ser aún más grave que la actual

“Con este paso, los investigadores consiguieron un linfocito del propio paciente con una capacidad citotóxica basal más elevada” pero, además, y pese a hacer una triple modificación genética con CRISPR, “el linfocito seguía vivo y seguía siendo efectivo”, subraya el investigador español.

Los investigadores le insertaron un CAR T, un lentivirus específico para que la célula reconozca a un antígeno tumoral llamado NY-ESO-1 que principalmente se expresa en tumores sólidos, campo en el que, hasta ahora, la terapia CAR T no había tenido éxito.

Meses más tarde, los investigadores extrajeron sangre de los pacientes y vieron que las células seguían siendo capaces de matar tumores.

FUENTE: lostiempos

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba