.

Cámara de Cuentas entra al incómodo rol de investigadora a investigada por la PGR

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: El Ministerio Público puso este domingo a la Cámara de Cuentas en una de las posiciones más comprometidas de su existencia, al cambiarle el rol de investigadora a investigada.

Esto se desprende de la información servida por el MP en el sentido de que amplió las investigaciones que por obstrucción de la justicia inició contra el órgano fiscalizador,  tras detectar indicios que comprometen su responsabilidad penal en delitos de corrupción administrativa.

En un comunicado, la Procuraduría General de la República (PGR) indica que las indagatorias contra la Cámara presidida por Hugo Álvarez Pérez, apuntan a la comisión de delitos como asociación de malhechores, falsificación de documentos, coalición de funcionarios, complicidad en estafa contra el Estado y lavado de activos.

“Las investigaciones han establecido que en la Cámara de Cuentas se alteraron múltiples auditorías para beneficiar a exfuncionarios de dependencias oficiales que eran examinadas”, informó la PGR.

Informó que las investigaciones que llevan la Dirección General de Persecución del Ministerio Público y la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), dirigidas por los magistrados Yeni Berenice Reynoso y Wilson Camacho, respectivamente, abarcan a todos los integrantes de la Cámara de Cuentas.

Te puede interesar:   Salud Pública niega estadísticas de covid-19 traten de asustar población para que no vote día 5

También incluyen a funcionarios de otras áreas de esa institución fiscalizadora del uso de los fondos públicos, como la Consultoría Jurídica y la Dirección de Auditoría.

Acciones anteriores

Durante el pasado mes de diciembre, tanto Álvarez Pérez como otros integrantes de la CC acudieron por ante la PGR en diversas indagaciones, pero hasta ahora se los había citado como informantes sobre procesos en curso.

La última en acudir a la PGR lo fue Margarita Melenciano Corporán, quien fue llamada para que reforzara su versión de que en la Cámara de Cuentas se habían realizado procesos viciados que impidieron avanzar en las investigaciones de hechos irregulares en varias dependencias del Estado.

Citó entre ellas el Ministerio de Obras Públicas, en específico el cuestionado proceso de compra de asfalto hecho de grado a grado a varias empresas por más de 11,500 millones de pesos.

Esas adquisiciones tuvieron lugar durante la gestión de Gonzalo Castillo, derrotado candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba