Finanzas

Biden continúa la estrategia de “marinero borracho” de Trump con la deuda pública

El déficit presupuestario de EEUU podría ascender a 2,3 billones de dólares en el ejercicio fiscal del 2021: el segundo mayor déficit registrado desde la II Guerra Mundial.

SPUTNIK

WASHINGTON.- La política monetaria, con la que el país se endeudará más, amenaza con causar serios problemas económicos, advirtió el periodista Rick Sánchez.

De hecho, el pronóstico de la Oficina Presupuestaria del Congreso no incluye los 1,9 billones de dólares en gastos de ayuda que ha propuesto el presidente, Joe Biden, informó el ente en su comunicado citado por la cadena estadounidense CNBC.

Al exsecretario del Tesoro y exasesor económico de la Casa Blanca Larry Summers le preocupa que la magnitud del estímulo financiero aprobado por Washington esté tentando el destino económico de EEUU, ya que podría aumentar la tasa de inflación.

“Debemos asegurarnos de que se apruebe de forma que no amenace (…) la estabilidad financiera ni nuestra capacidad de reconstruir mejor a través de la inversión pública”, escribió Summers en su artículo para el Washington Post.

Summers teme que el nuevo estímulo de Biden pueda sobrecalentar la economía estadounidense y obligue a la Reserva Federal a subir los tipos de interés, algo que podría perjudicarla.

Te puede interesar:   Quién es Bill Hwang, el 'cachorro de tigre' de Wall Street que perdió una de las mayores fortunas del mundo en unos días

El periodista de origen cubano-estadounidense Rick Sánchez, entrevistado por la cadena rusa RT, comparte la opinión de Summers sobre la inflación.

“El hecho de que sea tan barato endeudar, el hecho de que el dólar se está devaluado, esas cosas eventualmente se acumularán y causarán la inflación”, señaló.

A diferencia de otros países, cada nuevo Gobierno de Estados Unidos está constantemente tratando de superar al anterior, remarcó el interlocutor de la cadena rusa.

A este respecto recordó cómo el 44 presidente, Barack Obama, aumentó el déficit y la deuda y cómo el 45, Donald Trump, fue más allá antes de que se produjese la crisis sanitaria causada por la pandemia. Además, comparó el comportamiento del político republicano con el de “un marinero borracho”.

“Y ahora Biden llega al cargo y parece estar haciendo lo mismo. Si, Dios no lo quiera, Biden falleciese mañana, y fuese la presidenta [Kamala] Harris quien tomase el mando, ella diría: ‘Bien, ahora necesito poner mi sello en otros 1,9 billones’, o cualquiera que sea la cifra futura”, añadió Sánchez.

Te puede interesar:   Crudo de Texas sube 1 % por perspectiva de extensión de recortes de la OPEP+

El periodista considera que cuando en cualquier economía se produce una situación que requiere algún tipo de intervención, esta intervención debería implementarse siempre mientras no se convierta en “una intervención borracha”. La gente debería estar pensando a fondo lo que está haciendo, sostiene.

“Sin embargo, muchos de los estímulos e iniciativas de Trump todavía no han madurado. El dinero que realmente puso en el mercado ni siquiera había llegado a muchas de las personas que se supone que lo iban a recibir y ya estamos empezando otro ciclo para darles más dinero. En términos de sentido común ¿dirigirías la casa de esa manera? ¡Probablemente no!”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba