Panorama

Bernardo Vega trata de explicar su encuesta y se enreda más en las patas de los caballos

Redacción/ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: Desde que la firma Mark Penn/Stagwell publicó los resultados de su última encuesta, en la cual el candidato Gonzalo Castillo se coloca a sólo dos puntos porcentuales de Luis Abinader, la oposición descalificó los datos de la medición, alegando que se hizo por teléfono, lo cual le restaba carácter científico.

En realidad el cuestionamiento no era al método en sí, que es regularmente utilizado en los Estados Unidos y otras naciones, e incluso en la República Dominicana lo emplean otras firmas, sino a que el encuestador había descalificado ese modelo de medición.

Por las informaciones reveladas por Vega el primer día que dio a conocer los resultados de la encuesta, la candidata vicepresidencial de la Fuerza del Pueblo y aliados, Sergia Elena Séliman, exigió de la Junta Central Electoral (JCE) explicar cómo la firma encuestadora obtuvo los números telefónicos de los empadronados, que los partidos tienen años solicitando esa información sin haberlo logrado nunca.

La noche de este jueves, Bernardo Vega, presidente de la firma en el país, reaccionó a los cuestionamientos y explicó el motivo que llevó a hacerla de ese modo, precisando que, según la ficha técnica, la encuesta se hizo mediante llamadas a 20 mil personas seleccionadas del padrón electoral.

Te puede interesar:   Leonel Fernández condena campaña de difamación contra el empresario Manuel Estrella

Vega habló al presentar la segunda parte de la medición, en Noticias SIN, del Grupo SIN que sirve de intermediario para para financiar la encuesta.

Posteriormente explicó que declinaron hacer la encuesta de forma presencial (casa por casa como se acostumbra) para evitar contagios de COVID-19, la pandemia que asola al mundo.

Dijo que antes de elegir los números telefónicos que contactaron, se aseguraron que vivieran en la comunidad donde dice el padrón que votan, y que ninguno de los elegidos fuera beneficiado de los programas del Gobierno, como Solidaridad.

Defendió la encuesta realizada y aseguró que, aunque se hizo por teléfono, posee una buena representación de la población que va a votar este 5 de julio en las elecciones presidenciales y congresales.

Explicó que la forma en que se escogieron a las personas fue de una manera pulcra, que no involucra ningún vicio.

Al ser consultado por el matutino Diario Libre para que ampliara sus anteriores justificaciones, el también historiador le expresó que “los americanos de Mark Penn me preguntaron si las compañías de teléfonos nos podían suplir números de teléfonos en los 20, 25 lugares donde se iban a hacer las preguntas”.

Te puede interesar:   Miriam Germán niega exista solicitud de EE.UU para extraditar empresario Manuel Estrella

Enfatizó que los ejecutivos de la firma encuestadora le preguntaron “si el padrón electoral era un documento público, le dice que sí y se lo conseguí, entonces, ellos allá en Washington tomaron los seis millones de los nombres de los que estamos en el padrón”.

Observó que entonces (Vega) chequeó, con la lista de las compañías de teléfonos, para ver si era verdad que los nombres que se escogieron para entrevistar estaban en el padrón electoral como personas que iban a votar en ese lugar.

“Así, se fueron menores, gente que se mudaron a otros sitios, como un 20% no aplicó, y ahí están convencidos de que los teléfonos que tienen, no tienen nada que ver con la tarjeta Solidaridad ni nada de eso”, detalló.

Respecto al video que circuló en las redes sociales en el cual afirma que en la República Dominicana no se podía realizar encuestas telefónicas, dijo que efectivamente lo planteó,

Te puede interesar:   Los azares en la vida de Juancito Sport llevan a su viuda Berlinesa de las mieles del poder al banquillo

Empero, aclaró que en la República Dominicana no existe lo que llaman ´big data´, que es un paquete de números telefónicos que se compran en el mercado, lo que sí es una práctica común en los Estados Unidos, Europa y países industrializados.

Vega recordó también que las encuestas son como un termómetro, “que mide la fiebre, pero no el problema de salud. Pero aquí se culpan a las encuestas y lo hacen aquellos que no están conformes con los resultados”.

Subrayó al dejar claro que quería referirse al tema debido a las críticas recibidas a la metodología usada en la encuesta que realizó, cuyos resultados, reiteró, “se verán el 5 de julio”, día en el que celebrarán las elecciones presidenciales y legislativas.

La JCE aclara

Luego del reclamo de Sergia Elena Séliman, la JCE negó haber facilitado a Vega números telefónicos de los empadronados.

Al respecto, el órgano electoral respondió este viernes con un mensaje en su cuenta de la red social Twitter, que no entrega a terceros datos telefónicos de ciudadanos, de acuerdo a las disposiciones constitucionales y legales de protección de datos personales.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba