Internacionales

Benedicto XVI y Francisco se vacunaron contra la Covid-19

Con la campaña de inmunización, el pequeño Estado podría declararse libre de coronavirus

Ary Waldir Ramos Díaz

ALETEIA

VATICANO.- «Puedo confirmar que como parte del programa de vacunación del Estado de la Ciudad del Vaticano hasta la fecha se ha administrado la primera dosis de la vacuna COVID-19 al Papa Francisco y al Papa Emérito«, dijo Matteo Bruni, Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

La noticia oficial llegó un día después, 14 de enero, del inicio de la campaña de vacunación en el Estado de la Ciudad del Vaticano. Benedicto XVI, 93 años, y Francisco, 84 años recibieron la primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech.

Ambos pastores por su edad, se encontraban entre las categorías que tienen la prioridad para recibir el preparado inmunizador con las dos dosis necesarias. Francisco y Benedicto deberían poner de nuevo el brazo para ser inyectados después del 11 de febrero. Esta podría también ser una buena noticia para las intensiones de Francisco de viajar a Iraq en marzo 2021.

Te puede interesar:   China construye en 5 días un hospital para enfermos con covid-19 en el contexto del aumento de casos en el país

Ayer, la Dirección de Salud e Higiene había iniciado la campaña de vacunación en el atrio del Aula Pablo VI en el Vaticano. De tal manera, la vacunación proseguirá para los cerca de 3.000 empleados y familiares y los 800 residentes del Vaticano y, como en el resto de países, los primeros han sido el personal médico, sanitario y las personas mayores.

Francisco en una entrevista reciente al canal 5 de Italia aseguró que vacunarse era una decisión ética. En esa misma entrevista había dicho que no entendía el negacionismo suicida alrededor de la esperada vacuna anti covid 19.

Así, recordó que en Buenos Aires cuando era niño también recibió las vacunas. «Cuando era chico recuerdo que hubo la crisisd e la poliomelitis y muchos niños quedaron paralíticos por esto y había desesperación por vacunarse.

Cuando salió la vacuna te la daban con azúcar y había muchas mamás desesperadas. después crecimos a la sombra de las vacunas, para el sarampión, para leso, para lo otro, vacunas que nos daban de chicos».

Te puede interesar:   Decenas de miles de personas participarán en la última fase de pruebas de Sputnik V

Y luego añadió: «No sé por qué alguien dice: ‘no, la vacuna es peligrosa’, pero si te lo presentan los médicos como una cosa que puede ir bien, que no tiene peligros especiales ¿por qué no hacerlo? Hay un negacionismo suicida que yo no sabría explicar, pero hoy hay que darse la vacuna».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba