Finanzas

Bank Of America espera el mayor crecimiento del precio del Brent en 30 años

El precio del petróleo Brent creció un 18,6% en el último mes y este no parece ser el final de la tendencia alcista.

SPUTNIK

RUSIA.- Los analistas del Bank of America pronostican que sus cotizaciones aumentarán a su ritmo más rápido desde la década de 1970 en los próximos tres años y tendrán potencial para alcanzar los 100 dólares por barril.

El Brent no ha sido el único en mostrar un buen desempeño en el mercado. El WTI, siendo el crudo estadounidense de referencia, también subió un 18% en los últimos 30 días. A medio plazo, en el Bank of America esperan que de aquí al 2026 los precios del Brent se sitúen en una media de entre los 50 y 70 dólares por barril.

Por su parte, JPMorgan Chase y Goldman Sachs, dos de los mayores conglomerados financieros de Wall Street, dieron un pronóstico más alcista, señalando que en los próximos años el valor del crudo Brent se acercaría a los 100 dólares. Si bien en Bank of America admiten también este potencial de crecimiento, advierten que existen ciertos riesgos que podrían bajar los precios. Uno de ellos es el regreso del petróleo iraní al mercado tras la posible renegociación del Plan de Acción Integral Conjunto entre Washington y Teherán.

Te puede interesar:   Reservas de petróleo suben en Estados Unidos

En mayo de 2018, el entonces presidente de EEUU, Donald Trump, rompió el acuerdo nuclear alcanzado por su antecesor Barack Obama con el país persa y empezó a imponer sanciones unilaterales contra Irán. Las medidas punitivas aprobadas por Washington incluyeron las restricciones impuestas sobre las exportaciones de petróleo y operaciones financieras.

Desde Bank of America dan un pronóstico sobre el precio del petróleo Brent basándose en la recuperación de la producción industrial hasta los niveles registrados antes de la crisis. Otros factores que influirán sobre el mercado, según los analistas estadounidenses, son el crecimiento de la demanda, los estímulos fiscales y monetarios sin precedentes y una economía más fuerte de China, que es el mayor importador de materias primas del mundo.

Los economistas estadounidenses esperan que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, que ha estado reteniendo 7,2 millones de barriles diarios desde principios del 2021, den marcha atrás en su estrategia para reducir la producción.

Te puede interesar:   Estos son los factores que hay detrás de la "tormenta perfecta" que está encareciendo la plata

Los Estados que forman parte del grupo OPEP+ deberán reunirse el 4 de marzo para evaluar el cumplimiento de recortes actuales en la producción del crudo. Se espera que los productores vuelvan a introducir barriles adicionales en el mercado. Es probable que Arabia Saudí, que ha propuesto un recorte extraordinario de un millón de barriles diarios, retire su propuesta a finales de marzo, señalan los especialistas.

“Creemos que la ralentización del crecimiento de la extracción del petróleo de esquisto y la estabilidad de los precios requerirán probablemente continuar gestionando el mercado de la OPEP+ más allá de abril de 2022”, señalaron los expertos de Bank of America.

El Comité Ministerial de Monitoreo Conjunto de la OPEP+ celebró su última reunión en febrero del 2021 y acabó sin muchas sorpresas para todos. Para ese mismo mes, se añadieron otros 75.000 barriles de petróleo diarios (bpd) a las cuotas de producción: 65.000 para Rusia y 10.000 para Kazajistán. Para marzo, estas se relajaron de nuevo en la misma cantidad, con la misma distribución en la extracción adicional de crudo.

Te puede interesar:   Precios del petróleo cierran al alza

Rusia es uno de los productores de petróleo más importantes del mundo por lo que está interesada en que los precios sean altos, aunque sigue la costumbre de elaborar su presupuesto cada año tomando en consideración pronósticos pesimistas sobre el precio del barril.

Hoy en día, en el país está vigente la llamada norma presupuestaria. Rusia la usa para acumular en el Fondo de Bienestar Nacional los ingresos procedentes de la venta de petróleo cuando su valor es superior al precio de referencia anual: en 2020 este era de 42,4 dólares por barril. A finales del año pasado, la Duma Estatal —Cámara Baja del Parlamento ruso — aprobó la ley para relajar los parámetros de la regla presupuestaria.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba