Finanzas

Así aprovecha la mafia italiana la crisis del coronavirus

Al igual que las otras empresas, los negocios controlados por el crimen organizado también han sido duramente golpeados por la crisis económica provocada por la pandemia. No obstante, la mafia italiana encontró una manera de recuperar parte de sus pérdidas y te contamos cuál es

SPUTNIK

RUSIA.- En una entrevista con Bloomberg, el principal experto en el crimen organizado de Italia, Maurizio Vallone, cuenta que en 2020, tras el inicio del confinamiento a gran escala, los mafiosos comenzaron a infiltrarse en las empresas asfixiadas con el fin de desviar parte del dinero del Fondo de Recuperación de la UE que podría haber alcanzado 2,2 billones de dólares.

Los clanes mafiosos optaron por las pequeñas y medianas compañías de los sectores de la salud, la infraestructura o el medio ambiente que más posibilidades tienen de obtener la ayuda financiera.

Vallone confiesa que la mafia “tratará de llevárselo todo. Tenemos que asegurarnos de que no consiga ni un euro”.

Italia es el mayor beneficiario de los fondos de la Unión Europea. Actualmente, el Gobierno de Mario Draghi está elaborando un plan de gasto para 209.000 millones de euros (más de 250.000 millones de dólares) en un intento de poner fin a la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial.

Te puede interesar:   Prensa mundial reclama ayuda económica para mantener información en pandemia

Las empresas italianas quedaron especialmente afectadas por la crisis, pues el sistema de préstamos bancarios estatales resultó ser demasiado compleja y poco eficaz. En cuanto a la estrategia de la mafia, consiste en acceder al capital en acciones de las empresas, invertir en los negocios agonizantes a través de la usura o explotarlos a través de un socio oculto, explica Vallone.

El experto cuenta que el número de operaciones financieras sospechosas reportadas por el Banco de Italia se incrementó en un 7% el último año.

“Esto nos hace sospechar que el crimen organizado está involucrado”, agrega.

Para hacer frente a las actividades de la mafia, la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF, por sus siglas en francés) busca examinar los planes de gasto de los países miembros de la UE y llevar a cabo una investigación en conjunto con las autoridades locales y las organizaciones como la Oficina Europea de Policía (Europol). Asimismo, el sistema actual le permite a la Policía italiana acceder a los datos del ganador de una licitación antes del lanzamiento de un proyecto. Vallone tiene previsto enviar a investigadores anti-mafia al Ministerio del Interior para que puedan monitorear las transferencias de dinero durante todo el curso de un proyecto.

Te puede interesar:   El director ejecutivo de Coinbase vendió 291,8 millones de dólares en acciones el día de su debut en el Nasdaq

“El fondo de recuperación es la prioridad, pero este procedimiento debe aplicarse a todos los contratos públicos”, subraya el experto.

Vallone añadió que también se necesitan normas más estrictas debido a la presión por parte de Bruselas, y es que “la Comisión Europea no quiere esperar para siempre”. Simplemente “quiere dar dinero y ver los resultados en un plazo razonable”, explica el especialista.

Al mismo tiempo, la lucha contra las actividades financieras ilegales de los clanes mafiosos también puede tener ciertas desventajas, pues incluso antes de la pandemia —a finales de 2019— Italia solo había utilizado el 30,7% de los fondos europeos. A modo de comparación, Finlandia había gastado el 66,2% de la ayuda financiera proporcionada por Bruselas.

No obstante, las empresas de algunas de las regiones italianas tradicionalmente controladas por las familias mafiosas, como Sicilia, se enfrentan a una dura elección. Patrizia Di Dio, directora de una sucursal del lobby empresarial Confcommercio,explica a Bloomberg que en Sicilia, “los empresarios que ya no pueden mantener hasta a su propia familia simplemente van al crimen organizado que los recibe con los brazos abiertos”.

Te puede interesar:   Kim Jong-un explica por qué Corea del Norte no registró ningún caso de coronavirus

“Si el Estado quiere proteger la economía legal, debería hacer más accesibles los préstamos y suspender los impuestos. Es una locura e hipocresía que no ayudan [a las empresas] y al mismo tiempo, amenazan con impuestos”, subraya Di Dio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba