Panorama

Aseguran visión educativa del ministro Roberto Fulcar era conocida por todos los sectores

Por Juan Acosta

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: La extrañeza de algunos sectores políticos, sociales y educativos por la decisión del ministro de Educación, Roberto Fulcar, de dejar sin efecto la designación de 18 directores regionales, distritales y de centros no tiene razón de ser, porque desde que fue anunciado para el cargo se acogió a la filosofía del actual Gobierno sobre la “recuperación”.

Según la definición del Diccionario de la Real Academia de la Lengua, recuperar es “volver a tomar o adquirir lo que antes se tenía”.

En esa dirección, Fulcar considera que con la actual crisis sanitaria y económica que vive el país y el mundo, para desarrollar sus conceptos educacionales, requiere de un equipo que sabe interpretar sus planteamientos y que con los heredados del gobierno pasado eso no es posible.

La suerte del funcionario es que cuenta con el respaldo del aguerrido gremio magisterial, la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), que junto al sector perremeísta, enfrentaron desde 2017 al ministro Andrés Navarro, atribuyéndole valerse de trampa para designar los aparentemente suspendidos coordinadores de la enseñanza básica dominicana.

Te puede interesar:   PRM solicita a Fiscalía y PEPCA investigar la empresa Tools Resources que vendió al Gobierno insumos sobrevaluados

Fulcar, como teórico de la enseñanza, tiene un esquema mental de cómo desarrollar con éxito el hasta ahora frustrante modelo educativo, por lo que antes de asumir el cargo adelantó, con la proverbial forma de exponer sus ideas, que habría cambios trascendentales en el modelo educativo de la República Dominicana.

Y aunque parece que no lo ha hecho, predicaba que tenía la intención de “escuchar todas las ideas y ponerlas sobre la mesa para que el abordaje del cambio sea fortalecido por las opiniones de otros que no formen parte del equipo de gobierno”.

“Ese es el cambio en el modelo educativo que deseamos llevar a cabo en el país, porque eso es lo que puede garantizar educación de calidad para que la gente se inserte adecuadamente en la sociedad y en la economía nacional, es a lo que llamamos empleabilidad”, sostuvo.

Reconoció que el año escolar tiene grandes retos debido a la pandemia del COVID-19, entre estos la educación a distancia porque los padres no tienen metodología pedagógica.

Te puede interesar:   Preocupa al presidente del TSE la nueva fecha elecciones municipales

Es un convencido que el actual modelo educativo no funciona y que, aunque en un momento se pensó que el motivo era porque no había inversión en el sector, desde 2013 se invierte el 4% para la educación y los indicadores de calidad no se mueven.

A esto reconoce que los profesores y su capacidad en materia tecnológica es muy baja, por lo que aseguró, hay que fortalecer esas debilidades y mejorar la conectividad.

Saber escuchar

De manera extraña refirió a inicios de agosto que la educación es un tema nación que no puede ser ni la propiedad ni el capricho de un presidente, ni de un gobierno, ni de un partido y mucho de menos de un Ministro, porque todos son pasajeros.

“Lo correcto es que si se hacen cambios profundos se consulten a los sectores que están vinculados de manera directa e indirecta”, razonaba.

Es por eso que Fulcar asegura que ha visitado a todas las organizaciones relacionadas con la educación, las iglesias católica, evangélicas, ADP, Educa, asociaciones de colegios, INICIA, las universidades, el CODUE, y demás.

Te puede interesar:   Apresan red traficaba indocumentados a EE.UU. con cómplices en Pasaportes y Migración

De igual manera planteó que tiene en carpeta el inicio de un periplo con organismos internacionales vinculados a la educación y se ha reunido con la UNESCO, Banco Interamericano de Desarrollo, con embajadores, haciendo dos cosas, compartiendo su visión y escuchando.

Encuesta científica

Manifestó de manera vehemente que su equipo ya hizo una encuesta científica nacional a los padres respecto de la educación de sus hijos, del inicio del año escolar, de su involucramiento en los procesos.

Partiendo del indicado estudio, confió tener en marcha un estudio para saber que están sintiendo y las experiencias de los estudiantes durante el proceso enseñanza aprendizaje en medio de la pandemia”.

Asegura que el interés de conocer esas opiniones es para que no estén basadas en el capricho de él, ni del equipo que le acompaña, sino en una visión de la sociedad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba