.

‘Armagedón del gas’ en EEUU: las perspectivas del GNL en el mercado

RT

MOSCÚ.- Los exportadores estadounidenses de gas natural pierden los mercados extranjeros y a los productores del GNL les espera un colapso inminente, aseguran los analistas del Bank of America (BofA).

El año nuevo trajo varias sorpresas desagradables a los exportadores de gas de EEUU. En primer lugar, el invierno anormalmente cálido afectó a la demanda en Europa. El año pasado, Bruselas se preparaba para una posible interrupción del tránsito de gas ruso a través de Ucrania y almacenaba combustible para sobrevivir a un invierno frío que nunca llegó. Por lo tanto, las instalaciones europeas de almacenamiento de gas están llenas de combustible y la Unión Europea simplemente no necesita el GNL norteamericano.

El mercado asiático vive una situación similar. El acuerdo entre China y EEUU implica la compra de combustible estadounidense por 50.000 millones de dólares en dos años. No obstante, el brote de coronavirus ha ralentizado la producción industrial y ha reducido la demanda de energía.

Además, tras el lanzamiento del gasoducto Fuerza de Siberia, el gas estadounidense perdió su competitividad en los precios en el mercado chino. Pekín compra materias primas de EEUU solo por razones políticas, afirma Alexandr Lesnij en su artículo para la versión rusa de Sputnik, al agregar que el país asiático se toma su tiempo, usando la epidemia como una razón para retrasar las importaciones.

Te puede interesar:   La dramática lucha por la participación de los dominicanos en los comicios de julio

Acuerdo verde, una amenaza a largo plazo a los suministros de GNL

La UE anunció la revisión de las reglas de la industria del gas en la Conferencia Europea del Gas que tuvo lugar a finales de enero en Viena. Las medidas incluyen dos estrategias. La primera es el abandono de los contratos de suministro de gas a largo plazo.

“Nos alejaremos de los contratos de suministro de gas a largo plazo porque, en las condiciones actuales, impiden que Europa alcance su objetivo de reducción a cero de CO2 para el 2050 “, afirmó Klaus-Dieter Borchardt, vicepresidente de la dirección general de Energía de la Comisión Europea.

Mientras tanto, la mayoría de los contratos estadounidenses es a largo plazo. En 2019, EEUU cerró cinco acuerdos para suministrar 22,3 millones de toneladas de GNL durante 15 o 20 años.

Otra novedad que planea implicar la UE es la prueba de la intensidad de las emisiones de dióxido de carbono de todos los proveedores de gas al mercado europeo. Se espera un estudio minucioso “a lo largo de la cadena de suministro, incluyendo las fugas de metano y la quema en los países de extracción”.

Te puede interesar:   Impiden desembarco de pasajeros de un crucero en La Romana por sospecha de Coronavirus

La Agencia de Protección Ambiental de EEUU ha calculado que las emisiones de metano de la quema de gas asociado en la Cuenca Pérmica son ahora comparables a las emisiones de dos millones de automóviles. Por ejemplo, solo dos grandes yacimientos de esquisto, Marcellus y Bakken, queman más gas que países como Hungría, Israel, Azerbaiyán, Colombia y Rumania, asegura el informe de la empresa consultora de Noruega Rystad Energy.
A menudo, los productores no disponen de la infraestructura y las instalaciones necesarias para extraer, almacenar y transportar el gas asociado.

Las autoridades estadounidenses hacen la vista gorda ante esta situación, imponiendo multas simbólicas. Sin embargo, Europa está mucho más decidida.
“Tenemos que tener más éxito”, afirmó Klaus-Dieter Borhardt, al añadir que según sus datos, la producción de GNL en Australia y EEUU tiene el doble de intensidad de emisiones de CO2 que el gas suministrado a Europa a través de tuberías de Noruega y Rusia.

Gasmargedón en EEUU

Los analistas del BofA advierten que debido a todos estos factores, las exportaciones pueden llegar a ser simplemente no rentables para los productores de gas estadounidenses. En este caso, los precios tendrían que bajar lo suficiente como para desplazar la generación de energía barata a base de carbón en el Medio Oeste de EEUU, indicaron.

Te puede interesar:   Surgen condiciones para diputados aprobar segunda prórroga estado de emergencia sólo por otros 15 días

“El cálido clima invernal trajo un ‘gasmargedón'”, aseveró el analista Clifton White.

“Los precios del gas natural de EEUU podrían tener que bajar lo suficiente para estimular la demanda de gas natural del sector energético del Medio Oeste para equilibrar todo el mercado mundial del gas”, señaló.

Ahora, los precios de gas en EEUU han caído a 1,98 dólares por un millón de unidades térmicas británica (MMBtu) en comparación con casi los 11 dólares en septiembre de 2018. Si el sector energético de EEUU no logra equilibrar el mercado del gas este año, el precio podría caer por debajo de un dólar por MMBtu, predice Bank of America.

El resultado será el “armagedón del gas”, una bancarrota masiva de compañías de gas, así como de sus accionistas y acreedores, alerta BofA

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba