Internacionales

Al menos 45 casos de coronavirus en el mayor mercado de alimentación de Pekín

El brote, que se descubrió en tablas de cortar salmón importado, hace saltar las alarmas y obliga a pruebas masivas entre empleados y clientes y a inspecciones sanitarias por toda la ciudad.

SHANGHÁI.- El coronavirus es tan escurridizo que, a pesar de los estrictos controles de seguridad que imperan en China, ha estallado un brote en el mayor mercado de alimentación de Pekín, llamado Xinfadi.

Según informaron este sábado las autoridades de la capital, 45 de sus trabajadores han dado positivo en las pruebas del ácido nucleico, junto a un empleado de otro mercado. Todos ellos están en observación porque, de momento, ninguno ha desarrollado los síntomas de la enfermedad Covid-19.

Desde el jueves, y después de casi dos meses sin contagios, en Pekín se han diagnosticado siete casos confirmados, como se denomina a los que dan positivo en las pruebas y también muestran síntomas.

Casi todos ellos, entre los que hay dos funcionarios de un cercano centro de investigación cárnica, están relacionados con el mercado de Xinfadi. Además, uno de ellos viajó recientemente a la ciudad de Qingdao, en la provincia costera de Liaoning, donde se han descubierto dos casos asintomáticos que estuvieron en contacto con él.

El hallazgo ha hecho saltar todas las alarmas en Pekín justo cuando se había rebajado el nivel de alerta. El distrito de Fengtai, donde se ubica este mercado al sur de la ciudad, ha declarado la «emergencia de tiempo de guerra» movilizando a cientos de policías, tal y como recoge la agencia AFP.

Además de poner en cuarentena a 140 contactos de los nuevos casos identificados, las autoridades han ordenado el confinamiento de once urbanizaciones cercanas y el cierre de nueve guarderías y colegios de alrededor.

Para detectar posibles infectados, ha empezado una campaña de pruebas masivas entre los 2.000 trabajadores de Xifandi y sus clientes durante las dos últimas semanas. No será fácil porque por este mercado, que ocupa 210.000 metros cuadrados, se calcula que pasan cada día unas 50.000 personas. Ya cerrado para ser analizado, dentro del mercado se han encontrado 40 muestras del coronavirus.

Te puede interesar:   Todo lo que tienes que saber sobre las vacunas contra el COVID-19 en desarrollo

Tal y como reconoció su presidente al periódico «Noticias de Pekín», el virus se ha detectado en tablas de cortar salmón importado, lo que ha llevado a una inspección por tiendas y supermercados de toda la ciudad porque Xinfadi es el principal suministrador de carne, pescado y verduras. Algunas grandes cadenas, como Carrefour y Wumart, ya han retirado el salmón de sus estantes, pero aseguran que otros alimentos no se verán afectados.

Además de las inspecciones sanitarias en mercados y restaurantes, las autoridades han prohibido las actividades deportivas y el turismo a otras provincias para impedir la propagación del coronavirus, informa el portal de noticias Sixth Tone.

Rompiendo el regreso a la «normalidad», medio millón de niños de entre siete y nueve años no podrán retomar sus clases el lunes, tal y como estaba previsto.

Reincorporados desde finales de abril, los alumnos de cursos superiores sí podrán seguir asistiendo en principio a los colegios e institutos, pero las medidas de seguridad se verán reforzadas. Este rebrote supone un jarro de agua fría para China, que lleva dos meses controlando la epidemia y se ha encontrado un foco en la capital que, por tener lugar en un mercado, despierta el fantasma de Wuhan.

Somos un medio independiente que asume un compromiso con la libertad de expresión, la transparencia y el acceso a la información de los ciudadanos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba