Política

Advierten ceniza Punta Catalina será mayor problema heredará próximo gobierno

Redacción/ ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: El médico y secretario general de la Alianza por la Democracia (APD), Carlos Sánchez, advirtió que uno de los principales problemas que heredará el próximo gobierno serán los trastornos que generan las cenizas producidas por las plantas a carbón Punta Catalina.

Entre esos problemas Sánchez dijo que las cenizas que ya esparcen en la zona las generadoras eléctricas están la amenaza de la salud de las personas que habitan en sus alrededores, la agricultura y el sistema de abastecimiento de agua.

Una declaración de prensa la organización política sostiene que las cenizas tóxicas de Punta Catalina constituyen el principal legado que en materia ambiental dejará el Gobierno de Danilo Medina a la sociedad dominicana, “después de haberse gastado más de 3,500 millones de dólares en la construcción de las plantas a carbón”.

Esta semana el grupo ambiental Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático denunció que las cenizas que producen las indicadas plantas son depositadas a cielo abierto en un terraplén del Batey San José, ubicado a cuatro kilómetros de la comunidad de Paya.

Te puede interesar:   Guido Gómez denuncia otro escándalo de anomalías financieras en el Gobierno

“El rockash que están depositando a un ritmo de 33 mil toneladas al mes será inmanejable y creará en poco tiempo un daño ambiental de proporciones desconocidas para el país”, apunto el médico y político.

Señaló que la única alternativa para solucionar el problema es la conversión a gas de las plantas, porque las demás salidas son caras y poco viables.

“Además de las micros partículas que la termoeléctrica expande al aire diariamente, afectan principalmente las vías respiratorias de las personas, ya que las cenizas tóxicas contienen arsénico, sílice, óxido férrico, magnesio, azufre, mercurio, óxido de sodio, molibdeno, anhidrido fosfórico, selenio y boro, causantes de cáncer y enfermedades que afectan los sistemas circulatorio y neuromotor de la gente”, enfatizó.

Adelantó que en la región de Sur del país la incidencia de enfermedades respiratorias, así como el cáncer de piel y los trastornos neurovegetativos aumentaran considerablemente.

También, que dentro de unas semanas en la provincia Peravia pasará lo mismo que ocurre en otros lugares del continente americano donde existen plantas a carbón, las aguas subterráneas colindantes se han contaminado con metales pesados y sustancias químicas produciendo un aumento de la incidencia de enfermedades y daño a la agricultura.

Te puede interesar:   Senado interpelaría al presidente de Suprema Corte de Justicia en torno al cierre de los tribunales

“Olvidémonos de los mangos orgánicos banilejos, será difícil que una empresa seria pueda certificarlos como frutas orgánicas para la exportación”, precisó Sánchez.

Destacó que por ese concepto el país, especialmente los productores de Bani, dejaran de percibir divisas que tanta falta harán después de la crisis ocasionada por la pandemia del COVID-19.

El famoso rockash

Se recuerda en el 2006, luego de permitirse el depósito de rockash en Samaná y Montecristi durante la administración de Hipólito Mejía, la empresa Enco Internacional ofertó al Gobierno la remoción y traslado hacia Estados Unidos de más de 80 mil toneladas del material.

El costo de la operación sería saldado en varias cuotas la primera de los cuales sería de US$8,568,120, depositado en un banco de Estados Unidos, un segundo de US$2,206,940 y un tercero de US$2,206,904.

La empresa extranjera informó que la entonces Secretaría de Medio Ambiente no había dado respuesta a su planteamiento entregado el 26 de enero de 2006, pero finalmente el material fue removido.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba