.

Abinader establece reglas con China; sectores estratégicos han quedado bloqueados para Beijing

Redacción/elCorreo.do

SANTO DOMINGO: El presidente Luis Abinader estableció este viernes las reglas de las relaciones con la República Popular China, las cuales a más de dos años de haberse establecido no han avanzado a la velocidad que presentaban las expectativas.

Aunque lo había delineado someramente, el jefe del Estado puso este viernes los limites hasta dónde puede llegar la incursión china en la República Dominicana.

Dijo que el Gobierno dominicano ha decidido tener una alianza estratégica con los Estados Unidos y que ha dejado clara esa decisión a China.

“Si China quiere invertir en áreas no estratégicas del Gobierno dominicano es bienvenida su inversión, pero la decisión del Gobierno dominicano es tener una alianza estratégica con los Estados Unidos”, dijo el presidente Abinader durante una entrevista en inglés con el centro Wilson.

“Repito. Hemos sido claros en esta posición. Mi posición es que nosotros necesitamos estar en temas de alianzas estratégicas con los Estados Unidos”, expresó.

Te puede interesar:   Presidente Medina echa para atrás “error” que limitaría la libertad de expresión en Ley de Estado de Emergencia

Al cuestionarle cuáles son esos temas estratégicos, Abinader dijo: “Puertos, aeropuertos, telecomunicaciones. Todas esas áreas, a eso me refiero”.

El mandatario señaló que en varios escenarios ha hablado de que el país necesitar priorizar la relación con los Estados Unidos. “Una relación especial de respeto porque tenemos los mismos valores”, dijo.

La posición del gobernante significa que China deberá estar al margen de los sectores de mayor impacto y de interés del gigante asiático, que puso hace algunos años su mirada hacia América Latina en función de su estrategia de posicionamiento global.

En u principio, los chinos se mostraron interesados en invertir en el tan ansiado puerto de Manzanillo, provincia de Montecristi, dada la ubicación geográfica que le acerca a rutas de alto flujo marítimos comerciales.

Otra área que Beijing exploraba era el sector energético, que ha quedado vedado a partir de la posición del presidente Abinader.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba