Finanzas

El CREES analiza el presente y futuro inmediato económico del país

Redacción/ ElCorreo.do

SANTO DOMINGO: El Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES) presentó este lunes su boletín especial sobre la economía dominicana “bajo COVID-19 y perspectivas a futuro, en el que plantea que la crisis sanitaria que vive el mundo tendrá implicaciones de vidas humanas, en los servicios de salud e implicaciones económicas de mayor envergadura.

Precisa que uno de los principales impactos proviene de las medidas de contención y aislamiento, cierres de fronteras, ruptura de la cadena productiva mundial, cancelación de inversiones y reducción del consumo de bienes y servicios.

Vaticina que estos factores combinados van a producir una fuerte contracción de la economía mundial y que junto con proyecciones de débil desempeño económico de las economías avanzadas, “ha aumentado la percepción de riesgo de los emisores de títulos corporativos y soberanos de economías emergentes”.

En base al contexto internacional en el que se desenvolverá la economía dominicana, el organismo consultivo estima que habrá una menor entrada de divisas al país, ya que tanto las exportaciones, el turismo, las remesas y las inversiones extranjeras directas van a disminuir.

Te puede interesar:   Petróleo de Texas baja un 1,93 % por preocupación sobre el ritmo de repunte de demanda

Significa que debido a ese panorama, debe esperarse una menor entrada de moneda fuerte, lo que sucederá a pesar de un ahorro importante en la factura petrolera y un incremento en las exportaciones de oro.

El futuro inmediato

En su análisis, el CREES prevé que la economía dominicana presentará una fuerte contracción económica durante 2020 influenciada por la recesión mundial, parálisis en el turismo e impacto de las medidas de contención internas.

“Todos los sectores sentirán el impacto negativo del ambiente económico en que se desenvolverá la economía dominicana con excepción de salud, explotación de minas y canteras, y administración pública, defensa y otros servicios. La reducción en la actividad económica implicará más trabajadores desocupados, tanto formales como informales”, precisa.

Establece que el nuevo entorno económico afectará las finanzas públicas con menores recaudaciones de impuestos, dada la caída en la actividad económica y el mayor desempleo, ya que la reducción de ingresos fiscales impone la necesidad de reformular el presupuesto para el año 2020, utilizándose como referencia la ejecución presupuestaria del año 2019.

Te puede interesar:   Comercio mundial, "en números rojos": barómetro de la OMC

Señala que en cualquier escenario, existe la necesidad de destinar mayores recursos al sector salud para compras de insumos, pruebas y logística médica; así como para construcción y reconstrucción de obras de salud, por lo que se requeriría una reasignación de gastos entre las distintas instituciones del Estado para adaptarse a una nueva realidad.

 Antes la crisis del COVID-19

Observa que antes de la crisis del COVID-19, la República Dominicana presentaba poca flexibilidad en la política fiscal debido al alto endeudamiento público y su costo, pero que en la coyuntura actual conllevará mayor emisión de deuda por un mayor déficit fiscal.

Los pagos de intereses de la deuda pública seguirán penalizando la formulación y ejecución de presupuestos hacia futuro y, en consecuencia, se requerirá mayor disciplina y transparencia en la ejecución presupuestaria en lo adelante.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba